quinta-feira, fevereiro 09, 2012

EROTISMO, UNA NECESIDAD NATURAL


Elena Méndez aborda la bipolaridad

Bipolar (Linajes Editores) es el primer libro de cuentos de la escritora sinaloense Elena Méndez (1981), quien nos presenta 21 relatos llenos de erotismo, desencuentros amorosos, infidelidades y una pizca feminista. -Este libro es el resultado de diez años de escribir cuentos y, hace dos, se me ocurrió compilarlos con el nombre de Bipolar -comenta Elena Méndez en entrevista-. ¿Por qué? Porque me percaté de que algunos relatos se ajustaban a la fase maniaca del trastorno afectivo bipolar y otros a la depresiva. Además, de pequeña me gustaba leer libros de medicina y le ponía mucha atención a los pasajes de enfermedades mentales. 
Los personajes de estos relatos tienen, asegura su autora, características muy particulares: "La mayoría están conectados con el arte o la literatura, tienden a meterse en problemas y son antisociales. Aunque su torpeza para relacionarse es uno de los aspectos que más les afecta en lo emocional y, primordialmente, en lo sexual, pues son propensos a relaciones que les resultan perjudiciales."
-¿Por qué La Morena asesina a cuchilladas a su esposo en "Más vale que esté muerto"? -Ese cuento está basado en una persona real: su historia apareció en el periódico Noroeste de Culiacán. Esta mujer decide matar a su marido porque él estaba en la cárcel y, cuando sale, amenaza a sus hijos. Yo le introduzco más elementos, como que el marido la había engañado y, además, había agredido a su madre. Algo que me llamó la atención de esta noticia es que cuando aparece el cadáver del esposo tapado por el forense, ella dice muy contenta: "Más vale que esté muerto, porque si no voy y lo mato". Ese caso me impactó mucho. 
-¿Por qué la protagonista de "El cuerpo del delito" se desquita con un stripper de sus fallidas conquistas? -Simplemente porque se le presenta la oportunidad. Ella estaba desesperada de no cohabitar con alguien desde hacía mucho tiempo y vio en la insistencia del stripper la ocasión perfecta de hacerse el favor. Pero las cosas no resultan como quiere, pues se da cuenta de que el tipo también tiene mucha soledad y tristeza. Sin embargo, ella sólo lo utiliza para desahogarse, no le interesa como persona. 
-¿De qué forma un internauta logra hacer realidad sus sueños sexuales en "Cibervenus"? -En el messenger conoce a una mujer muy liberal que le brinda la oportunidad de tener sexo sin compromisos. Ella está acostumbrada a ese tipo de encuentros y, por el contrario, para él es la primera vez que le pone los cuernos a su esposa. Recordemos que él tiene fantasías que no se ha atrevido a plantearle a su mujer, quizá porque ella se encuentra en un embarazo de alto riesgo y no puede forzarla a tener relaciones. Entonces a través de la Internet logra cumplir sus sueños. No obstante, es una situación muy extraña porque la Cibervenus lo manipula y lo maltrata durante sus encuentros. 
-"Descendió para navegar en tu tibia humedad callada", escribe en "Darío sabor a uva": ¿cómo nace su inquietud por abordar el erotismo? 
-Surge porque me parece una necesidad natural de los seres humanos. Pienso que las escritoras tienden a abor- darlo de una manera cursi o, por el con- trario, grotesca. Y yo me dije: "Bueno, puedo hacer algo fino con ese tema". En el caso del cuento que citas es muy poético y tiene que ver con ensoñaciones propias o con mis lecturas. Aunque muchas veces llegan personas a regalarme sus anécdotas y eso te va enriqueciendo como escritora. 
-En "Heteroflexible" retrata las relaciones lésbico-gays, ¿qué la lleva a tocar este tema? -Que me gusta escribir con un afán transgresor. Todo el tiempo me han dicho: "Estás loca"; y yo me pregunto: "¿Estoy loca porque no actúo y no pienso como los demás?" Ese sentimiento de rechazo me llevó a juntarme con personas homosexuales y lesbianas en las que he encontrado mucho respeto. Pero también veo una serie de patrones negativos o incongruentes en su manera de relacionarse. De hecho, "Heteroflexible" surge de una anécdota con una amiga que quiso seducirme y yo la rechacé. Algunas frases de ese cuento realmente me las dijo mientras persistía en su idea de llevarme a la cama. 
-Los relatos de la segunda parte del libro están permeados por la melancolía, el vacío e incluso el suicidio... 
-Claro: la primera parte es irónica y jocosa, mientras que la segunda es depresiva porque representa la fase complementaria del trastorno afectivo bipolar. Además, muchas veces me he sentido así y creo que es más enriquecedor para los personajes hablar de la tristeza que de la felicidad. 
-Teresa Dovalpage afirma que en Bipolar "fluye una fuerte corriente feminista", ¿está de acuerdo? 
-Sí y no: manejo, en efecto, algunas ideas feministas; pero no me considero practicante. 
-¿Con qué cuento se siente más identificada? 
-Con "Carta al vacío", porque es uno de los relatos donde queda más clara la idea de la imposibilidad del amor. Ahí la chica se enamora de una persona que no puede corresponderle y, sin embargo, no logra evitar involucrarse a pesar de sufrir el rechazo. Creo que muchas veces uno tiende a magnificar a personas que, desde un principio, intuyes que son nocivas; pero no quieres dar importancia al hecho hasta que la realidad te demuestra el sinsentido de continuar.


Daniel Cisneros

http://sd-10807.dedibox.fr/show_itemsfeed=dbec9ea679d3fffeca51276f9decb4f4?page=1

Um comentário:

Ahlam disse...

hola elena, mi novio y yo hemos disfrutado mucho tu libro. Gracias por tan buenos cuentos.

Saludos desde la Blanca Mérida.

Tus amigos de la FILEY Josué Morelos y Denisse Herrera