quinta-feira, janeiro 21, 2010

PASIÓN MÁS ALLÁ DE LA MUERTE: MERRICK, DE ANNE RICE


El año pasado hubo un repunte de la novela vampírica, con autores tan disímiles como la norteamericana Stephenie Meyer, el cineasta mexicano Guillermo del Toro (en coautoría con el americano Chuck Hogan) y hasta el canadiense Dacre Stoker, sobrino-bisnieto de Bram Stoker, el célebre creador de Drácula, por citar sólo algunos.

Este género se ha enfocado sobre todo en el público juvenil, como en el caso de Meyer, cuyas obras se han popularizado aún más gracias a las versiones cinematográficas de su obra.

Sin embargo, una de las creadoras más reconocidas y alabadas del género es Anne Rice (Nuevo Orleans, 1941), que ha escrito tres series sobre el tema: Crónicas vampíricas, Las brujas de Mayfair y Nuevas historias de vampiros.

La primera de ellas, anunciada como “la mejor saga de vampiros jamás escrita”, inició en 1976 con la novela Entrevista con el Vampiro (llevada al cine en 1994, bajo la dirección de Neil Jordan, con Tom Cruise y Brad Pitt en los papeles protagónicos); consta de 10 volúmenes.

En el séptimo de ellos, Merrick, David Talbot, otrora Superior de la Orden de Talamasca, narra cómo se convirtió en vampiro, uno de los tipos de seres estudiados, precisamente, por la Orden, que investiga fenómenos paranormales.

David ha sido transformado en vampiro por el legendario Lestat –que en el momento en que inicia su narración está en un profundo letargo-. Ellos dos y Louis De Pointe du Lac son los únicos tres vampiros que habitan en Nuevo Orleans.

Merrick, bellísima mulata, es una bruja vudú que queda huérfana cuando niña y es criada por la Orden, en especial por David, que queda prendado de ella.

Al pasar los años, David -quien ya es vampiro- le pide invocar el espíritu de Claudia, hija adoptiva de Louis y Lestat, quien fue exterminada por Armand en el Teatro de Vampiros, en París.

Dicho ritual es complicado, por requerir de un gran poder, sin embargo Merrick accede a realizarlo ante los ruegos de su antiguo tutor, quien decide pedirle ayuda ante el sufrimiento de Louis, que sigue sintiéndose culpable por el fatídico destino de la pequeña.

Volver a ver a Merrick atormenta a David, puesto que ella lo sedujo cuando ella ya era una mujer y él un anciano mortal, durante un campamento en Guatemala, a donde viajaron para sustraer objetos prehispánicos de una pirámide, con fines de hechicería.

Merrick, tras este nuevo encuentro, manifiesta temor de que Louis o el propio David pretendan convertirla en vampiro. Este último da su palabra de que ello no ocurrirá.

Se realiza la invocación, pero las pasiones más allá de la muerte se interponen, trastornando el destino de todos los involucrados…

Rice, cuya obra es considerada ya de culto, acierta al humanizar a estos seres nocturnos, cuya angustia ante la inmortalidad es su mayor condena…

Elena Méndez

____

Anne Rice,

Merrick,

Crónicas Vampíricas VII,

Traducción: Camila Batlles,

Zeta Bolsillo,

Barcelona, 2009,

464 pp.

Nenhum comentário: