segunda-feira, julho 05, 2010

BAQUIANA: LUZ, GUÍA


Para los escritores hispanoamericanos, ya sean principiantes o experimentados, suele ser difícil encontrar un medio dónde difundir su trabajo y de que éste sea respetado, independientemente de que reciba o no una remuneración por él. Cada vez son menos los suplementos o publicaciones enfocados a la cultura en general o a la literatura en particular, porque, desgraciadamente, suelen considerarse un lujo proveniente de la ociosidad. Ergo, no resultan rentables, como sí puede serlo la escandalosa vida de los futbolistas internacionales o de las estrellas hollywoodenses. Eso, aunado al presupuesto cada vez más limitado que reciben las instituciones públicas educativas o culturales.
Por eso resultan aún más loables las iniciativas de particulares por promover la cultura, la literatura, a sabiendas de que es una actividad que habrán de realizar “por amor al arte”.
Tal es el caso de Baquiana, revista literaria fundada en 1999 por Patricio E. Palacios y Maricel Mayor Marsán, una pareja que decidió fundar este portal donde han dado cabida tanto a autores noveles como a los avezados, procedentes de diversos países hispanoparlantes.
La única carta de presentación que se solicita es la calidad del trabajo, el cual ha de ser inédito, dado que esta publicación cuatrimestral lanza un Anuario donde se recopilan las colaboraciones correspondientes. Este soporte físico, el papel, ya en forma de libro, contribuye a hacer perenne lo efímero, pues ¿qué autor no desea que su obra trascienda de algún modo?
Las secciones que conforman la revista literaria Baquiana están consagradas a diversos géneros, ya sea de creación o de información, crítica y análisis: poesía, reseña, ensayo, entrevista, narrativa, opiniones y teatro. Todo esto brinda un panorama muy completo de la literatura realizada en la comunidad hispanoamericana.
Al entrar al portal, lo primero que leemos es la historia de la palabra “baquía”, de origen haitiano, la cual –cito- “significa el conocimiento práctico de las sendas, atajos, caminos y ríos de un país”.
De este modo, quien posea dicho conocimiento será denominado, entonces, “baquiano o baquiana”.
Baquiana, nuestra revista, se esfuerza en ser luz y guía de los escritores hispanos. Esta incansable labor, por fortuna, ha sido reconocida internacionalmente, al obtener el galardón Golden Web Award durante dos periodos consecutivos: 2001-2002 y 2002-2003. Asimismo, iworld de España la seleccionó como uno de los mejores sitios en español en 2001-2002. Hasta el año pasado, Baquiana contaba con un promedio mensual de un millón y medio de visitantes, el cual, seguramente, se ha ido incrementando, dado el prestigio y respeto que esta publicación ha sabido ganarse, al seleccionar cuidadosamente los materiales incluidos y buscar siempre que éstos resulten interesantes para sus lectores. En lo particular, estoy muy agradecida con Baquiana, sobre todo con Maricel, su Directora de Redacción, ya que, sin conocerme en persona y sin haber sido recomendada por nadie –condiciones que obstaculizan y desalientan a cualquiera-, confió en mi trabajo. Ese apoyo ha sido fundamental para mí, al confirmarme que merece la pena continuar en este arduo camino. He aparecido en dos de los Anuarios: El octavo y el décimo, correspondientes a 2006-2007 y 2008-2009, respectivamente. En ambos he contribuido con reseñas de libros de autores mexicanos como Luis Humberto Crosthwaite (Tijuana, 1962), Liliana V. Blum (Durango, 1974) y Tryno Maldonado (Zacatecas, 1977), todos ellos con una trayectoria destacada. En mis reseñas busco transmitir mi entusiasmo por la obra de estos narradores, causar curiosidad e interés en el lector, tarea que emprendo con infinito placer.
Baquiana, luz, guía, ha encaminado mis letras y las de numerosos colegas hispanoparlantes por un amplio sendero donde nos esperan lectores ávidos de buena literatura.
Elena Méndez
____
*Texto leído durante la presentación de Revista Literaria Baquiana, Anuario X, 2008-2009 (Ediciones Baquiana, 2009), en la XXXI Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, el 26 de febrero de 2010 en la Ciudad de México.


sexta-feira, julho 02, 2010

"QUISIERA QUE ME LLAMARAS 'AMOR MÍO' "...

Estuve buscando un libro de este hombre años enteros. Hace poco me empecé a escribir con él, gracias al maestro Adolfo Castañón. Por fin lo conocí en persona: don José de la Colina, una de mis mayores influencias literarias. Galante, lúcido, terrible. "Hasta que se me concedió acariciar un tigre en la piel de una hermosa mujer", exclamó, luego de que Anamari Gomís nos tomase una foto juntos. Y ya para despedirnos, expresó: "Quisiera que me llamaras 'amor mío'", y me besó la mano. Y entonces yo le dije amor mío, le besé la mano, a su vez, y pensé en el verso que da nombre a aquel viejo cuento suyo: Amor condusse noi ad una morte, oh, petit morte tan loada por nosotros...
FOTO: Anamari Gomís

quinta-feira, julho 01, 2010

PITOL O EL ANUNCIO INESPERADO

Conocí a don Sergio Pitol. Hombre alto, gallardo, elegante, a pesar de su salud frágil. Acaba de sufrir un derrame cerebral. Martín Solares me presentó con él mientras esperábamos afuera de la Librería Rosario Castellanos (FCE) que iniciara la presentación del libro del maestro, Una autobiografía soterrada (Ampliaciones, rectificaciones y desacralizaciones), publicado por Almadía este año. Me conmovió su pulso tembloroso mientras escribía una dedicatoria en el ejemplar que su editorial tuvo la gentileza de proporcionarme. Y me conmoví todavía más cuando, ya en la presentación, citó a su gran amigo, recién fallecido, Carlos Monsiváis, a quien dedicó el primer cuento que escribió en su vida. Una conversación entre ambos aparece al final del mencionado volumen.
Pero eso no era sino el preámbulo del vuelco que sentiría mi corazón cuando, al cerrar su discurso, anunció -firme pese a su voz que amenazaba con quebrarse-: "Éste es mi último libro y el final de mi obra".
Me levanté para ovacionarlo. Luego el resto del público haría lo mismo. Acaso ese sea el mejor homenaje para un hombre nacido para inventar, para inventarse.
FOTO: MARTÍN SOLARES

BAQUIANA EN MINERÍA


En esta foto aparecen: Elena Méndez, Maricel Mayor Marsán, Patricio E. Palacios y el Sr. Cónsul Arturo Morell, durante la presentación del X Anuario de la revista literaria Baquiana* en la XXXI Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, en la Ciudad de México, el 26 de febrero del presente año.
Quien se llevó la tarde, indudablemente, fue el Cónsul, al emocionar al público con la frescura de sus poemas.
*MÁS SOBRE BAQUIANA EN LA FILPM:

sexta-feira, junho 25, 2010

DELEITARSE EN LA TRANSGRESIÓN: EL PERRITO DE LADY CHATTERLEY. CUENTOS CASI COMPLETOS Y UN BONUS, DE EVE GIL


Eve Gil (Hermosillo, 1968) es una narradora que ha privilegiado el género novelístico dentro de su obra. Ello se debe, según la propia autora declara, a que se siente incapaz de escribir textos cortos. Sin embargo, tiene ya dos volúmenes de cuentos en su haber: Sueños de Lot (Editorial Porrúa/Gobierno Municipal de Tampico, 2007); La reina baila hasta morir (Ediciones Fósforo, 2008).
Dichos volúmenes son recopilados en El perrito de Lady Chatterley. Cuentos casi completos y un bonus. Se añaden, además, “Arsénico y caramelos”, relato incluido en la antología La dulce hiel de la seducción (2007) y el citado “bonus”, un texto nuevo: “Ella adoraba las tormentas”.
Tanto Sueños de Lot como La reina baila hasta morir poseen una sólida unidad temática: mientras que en el primero se aborda el incesto –real o simbólico- y el complejo de Electra, en el segundo la autora recurre a los cuentos de hadas, parodiándolos.
Sus relatos suelen protagonizarse por personajes femeninos que incurren en las más variadas transgresiones, como respuesta al mundo hostil en que se desenvuelven.
En “Vocación de Electra” -cuento que abre Sueños de Lot-, Ifigenia, una joven actriz, liada con su director, un hombre casado, devasta su cuerpo y su dignidad, de por sí ya mancillados al haber sido violada por amigos de su madre cuando pequeña.
“Last tango reloaded” refiere un jocoso y sensual encuentro entre una Gaby, una chica de abolengo y Pascal, un prostituto de lujo, ya maduro, que bien podría ser su padre. Él se encargará de desvirgarla, hecho trascendental para ambos, por revelársele a Gaby el placer y por comprobarse a sí mismo que aún es un hombre atractivo.
“Kundera dixit” es el tercer y último cuento de Sueños de Lot. Nos muestra un encuentro casual entre Cronopio y Aquamarina, una pareja que se ha conocido por internet y cuyo deseo se desborda tras una mutua primera impresión fallida.
En contraste con el crudo realismo de Sueños de Lot, en La reina baila hasta morir la autora se regodea en lo fantástico. Como ella misma afirma, ha vivido obsesionada con los cuentos de hadas desde niña, máxime cuando descubrió que sus versiones originales distan años luz de aquellas edulcoradas que ha popularizado Disney.
Así, Eve reescribe/parodia “La Cenicienta”, “Blanca Nieves y los siete enanos”, “Rumpelstiltskin” y “Caperucita Roja”; asimismo, recurre a las leyendas vampíricas.
“Alicia o el diablo” trata de la conmovedora historia de la otrora Liesselotte, quien fuera campeona de Rubik. Ella ha sido recuperada por su familia tras años de haber sido raptada por un hombre del cual se ha enamorado durante su convivencia. La pérdida de su amado y la hostilidad de su madre la tornan inconsolable.
“Cenicienta hardcore” está protagonizado por una promiscua actricita prefabricada, Lorna Villagrán, que se venga de la explotación de su descubridor y marido acostándose con tipos que levanta por internet.
“Las abuelas” está narrado desde la perspectiva de una niña pequeña, cuyo fantasma procura atormentar a su “abuela mala”, que para ella fue su lobo feroz.
“Ataraxia” trata del odio que Reina Cardoso, directora del diario El Metropolitano, manifiesta hacia Nieves, la brillantísima jefa de redacción, quien está enamorada de ella. Odio que la hará atentar contra ésta, con algo más sofisticado que manzanas envenenadas.
“Cerridwen y las sirenas” es el único relato con un narrador-protagonista masculino, Arturo, quien comparte el acontecimiento misterioso que lo hizo perder a su familia.
“Claveles salvajes” evoca la fascinación que un espectáculo callejero de mimos despierta en Nelly, una oficinista solterona, quien comparte luego esta experiencia con su mejor amiga, Lili, sin imaginar el giro sobrenatural que tomarán las cosas…
“La culpa es de los bolcheviques” cierra La reina. En este relato, se hace un paralelismo entre la malograda Anastasia, hija de los últimos Zares, y la extinta escritora mexicana Elena Garro, perseguida, exiliada, proscrita.
Por su parte, “Ella adoraba las tormentas” es un ambicioso texto que colinda con el ensayo –característica propia de la narrativa evegiliana-. En él, una narradora-testigo, la académica Larraine Mc Caughrean, analiza el epistolario virtual sostenido durante seis meses entre dos afamados escritores, Ana Lizalde y Orlando Linderos, en cuya singular relación asumen el reto de ficcionalizarse el uno al otro, sublimando sus ansias eróticas mediante alardes de erudición que revelan su otredad.
“Arsénico y caramelos” nos presenta a Emma, una Madame Bovary lesbiana, seducida por una brillante y rebelde alumna suya, Portia, menor de edad, con quien entabla una relación harto destructiva.
Eve Gil posee un estilo vertiginoso, delirante, truculento, sensual, terriblemente irónico. Siempre afanado en deleitarse en la transgresión, para bien de los lectores a quienes ha vuelto adictos a su prosa.
Elena Méndez
____
Eve Gil,
El perrito de Lady Chatterley.
Cuentos casi completos y un bonus,
Col. Poliedro de El Búho,
Fundación René Avilés Fabila/
Instituto Politécnico Nacional,
México, 2009,
188 pp.

quinta-feira, junho 17, 2010

¿PLACER LIBRE DE SUFRIMIENTO? SIEMPRE!


"Placer libre de sufrimiento: Sexo sin dolor, de Mónica Braun y Alma Aldana" en Siempre! 2967, domingo 25 de abril de 2010.

¿DE NORTE A NORTE LA GUERRA? SIEMPRE!

"De norte a norte la guerra: Los puentes de Konigsberg, de David Toscana" en Siempre! 2966, domingo 18 de abril de 2010.

¿PARRA, CUENTISTA? SIEMPRE!

"Parra, cuentista: Sombras detrás de la ventana. Cuentos reunidos, de Eduardo Antonio Parra." en Siempre! 2960, 7 de marzo de 2010.

¿SARAMAGO, BLOGUERO? SIEMPRE!

"Saramago, bloguero: El cuaderno, de José Saramago" en Siempre! 2956, domingo 7 de febrero de 2010.

quarta-feira, junho 02, 2010

ESCRIBIR EL DESARRAIGO: ELLOS DOS, DE PATRICIA DE SOUZA


Patricia de Souza (Cora-Cora, 1964) es una narradora interesada por la autoficción, según ella misma declara. Poseedora de un estilo intimista, opta por privilegiar la primera persona gramatical, caso de sus dos libros más recientes, Erótika. Escenas de la vida sexual (2008), volumen de relatos, publicado en México y en España; y Ellos dos.
Ellos dos, la obra que ahora nos ocupa, fue publicada originalmente en Perú en el 2007 y ahora cuenta con una edición mexicana a cargo de Jus.
En esta novela, Patricia, narradora protagonista, refiere su obsesión con O, su pareja durante 8 años, con quien ha roto; situación que la hace sentirse desamparada, desarraigada, puesto que no solamente se enfrenta de nuevo a la soledad –era una mujer divorciada cuando conoció a O-, sino que este sentimiento se acentúa al estar autoexiliada en Europa, luchando por hacerse un nombre en el panorama literario.
Patricia reflexiona sobre las causas de la ruptura. Una de ellas es, precisamente, su oficio: “(…) era una de las razones por las que O había decidido alejarse de mí diciendo que no dejaba espacio para la relación”. (p. 19).
No obstante, ella está consciente de que “(…) se trataba de cosas mucho más complejas, de una espera desatendida de ambos lados (…) Estábamos tan confundidos, tan inseguros el uno con el otro, que sólo la distancia podía acercarnos (..)” (p. 20).
Tras separarse de O, entabla una relación bastante extraña con Lyes, un chico de quien ignora hasta lo indispensable, pero cuya compañía la fortalece. Su obsesión por la expareja le hace preguntarse: “¿Dónde estará él? ¿Qué hará ahora sin mí?, es lo que más me interesa, cómo puede caminar, comer o dormir sin mí, cómo alguien puede estar sin mí, eso, no lo acabo de comprender o no quiero, ¿es tan difícil de entender?” (pp. 99-100).
La salvación que para ella implica la literatura, por su parte, la explica de esta manera: “Estando al borde de la miseria sin casa y sin trabajo, he podido sentir la libertad gracias a las palabras” (p. 81).
La búsqueda de esa salvación resulta evidente, puesto que Patricia realiza este ejercicio introspectivo-retrospectivo por escrito, aunque no sepa bien a bien a dónde llegará con ello.
Lo que sí tiene muy claro son dos cosas: su empeño en seguir su deseo, ese deseo que “se mide en igual medida que la necesidad de libertad” (p. 110); y la certeza de que enfrentará su desarraigo.
El estilo doloroso y lúcido de la autora, así como su intencional reconstrucción de un pasado, nos remite al de Marguerite Duras en El amante, pues en ambas obras las autoras contribuyen a crearse un mito, basado en tres elementos principales: deseo, desarraigo, literatura.
Elena Méndez
___
Patricia de Souza,
Ellos dos,
Col. Contemporáneos,
Editorial Jus,
México, 2009,
128 pp.

terça-feira, junho 01, 2010

DOLOR EN BUSCA DEL PERDÓN: LA NOCHE SERÁ NEGRA Y BLANCA, DE SOCORRO VENEGAS




El escritor israelí Amos Oz sostiene: “La alegría no es un tema literario interesante”. Afirmación con la que está de acuerdo Socorro Venegas (San Luis Potosí, 1972), quien, en su primera novela, La noche será negra y blanca, retoma la poderosa melancolía que ha permeado en sus libros de cuento.

Venegas obtuvo en 2004 con esta obra el Premio Nacional de Novela para Ópera Prima “Carlos Fuentes”; misma que pronto será traducida al inglés, por Toshiya Kamei.

La autora se interna nuevamente en los territorios de la infancia, la soledad, la desintegración familiar, el alcoholismo y la muerte.

Andrea Magadán, joven periodista y escritora en ciernes, narra en primera persona su historia y la de sus seres queridos, siempre buscando descifrar el silencio, encontrarse a sí misma a través de los demás. El pequeño universo de Andrea se viene abajo tras la muerte de su hermano menor, Gabriel, en un absurdo accidente doméstico. Situación por demás trágica para la familia, ya que era el favorito. El ambiente se torna irrespirable pues, además de que el padre ha sido alcohólico toda su vida, esto ocasiona una profunda depresión en la pareja y también en Andrea, que se ve afectada hasta en lo académico.

El padre decide abandonar el hogar, con rumbo incierto. La madre descuida a la niña, por haberse convertido en “una mujer olvidada para siempre de sí misma” (p. 25).

Al pasar los años y convertirse Andrea en periodista, conoce a Eugenio Millá, un anciano escritor a quien deberá entrevistar, labor harto difícil, puesto que éste se empeña en intimidarla, desconcertarla. Incluso se encapricha en llamarla Lydia y a cortar abruptamente cada visita, lo cual retrasa bastante dicha misión.

Millá se volverá alguien muy valioso para ella, no sólo por la complicidad surgida entre ambos, sino también al encontrarle potencial y urgirla a escribir, colocando en sus manos un cuaderno francés. Tras varios intentos, logra convencerla diciéndole: “al escribir desaparece el cuerpo, y sólo queda el dolor que se convierte en esto, palabras. Escribir para que nadie haya sucedido. Desaparecer.” (p. 109).

La oportunidad de utilizar el obsequio de su amigo llegará cuando su padre la busque, invitándola a verse en Denver.

Este acontecimiento será de gran trascendencia para Andrea, quien deberá decisiones radicales para así comprender su pasado: romper con su prometido –a quien le ha sido infiel- y visitar a su abuela potosina, madre de su padre, antes de reencontrarse con éste…

Millá, a sabiendas de que pronto morirá -padece de cáncer terminal- espera ansioso el regreso de Andrea, a quien habrá de confiarle sus más íntimas amarguras y secretos, orgulloso de que su pupila haya cumplido la encomienda, hallando así la respuesta que ésta necesitaba: que “Sólo se puede amar con dolor” (p. 131). Dolor que clama por un perdón… Elena Méndez

___

Socorro Venegas, La noche será negra y blanca, Biblioteca Era, Ediciones Era/UNAM, México, 2009, 136 pp.

http://rposdata.com/pd/index.php?option=com_content&view=article&id=1070%3Adolor-en-busca-del-perdon

sábado, maio 22, 2010

JAN VALENTINE C'EST MOI

Jan hace una llamada a su hermano Luke, para tramar el exterminio de la Organización Hellsing.
Guarro versus dandy: Jan & Luke (Eve Gil), the Valentine Brothers.

Jan Valentine, de procaz.
Seras Victoria (Samantha Torres) aplicándole una llave al terrible Jan Valentine.


FOTOS: Alan Abarca/Eve Gil
ESCENARIO: Casa de Cultura Jesús Reyes Heroles, Ciudad de México.




quarta-feira, maio 19, 2010

DE CÓMO LA CUENTISTA CUENTERA TRANSFORMÓSE EN VAMPIRO GUARRO



Me quedé en México, entre otras cosas, porque Eve Gil me dijo que la acompañaría en un cosplay. Vas a ser mi hermano, me dijo, con una seguridad apabullante. Hablaba de Hellsing, de los hermanos Valentine, un par de vampiros de la Organización Millenium, enemigos acérrimos de Sir Integra, personaje del cual ella se ha apropiado para presentar su más reciente novela, Sho-shan y la Dama Oscura (Suma de Letras, 2009).
Eve, siempre osada, aborda un género diferente en cada libro, o bien se lo inventa. Así, ha fundado ahora el "realismo mángiko", con un éxito impresionante: críticas favorables, edición agotadísima. Pero, más allá de eso, ella escribió el libro para ayudar a la gente. A los diferentes, a los rechazados, a los "raros". Baste mencionar que en Sho-shan la protagonista es una niña con síndrome de Asperger, tal como su hija pequeña; condición sobre la que ha querido contribuir a concientizar a la sociedad mexicana, donde existe un gran desconocimiento sobre el tema. Pero ustedes se estarán preguntando, ¿qué tienen que ver unos vampiros con el Asperger y con los "diferentes"? Así está el asunto. Como Eve tiene un alma altruista, se sintió devastada tras la tragedia del 5 de junio del 2009 acontecida en Hermosillo, Sonora (su tierra natal), en que 49 menores perdieron la vida durante el incendio de la Guardería ABC. Accidente provocado por la negligencia, burocracia, pero sobre todo la codicia de gente muy poderosa (léase cercanos a FECAL). Los sobrevivientes padecen severos problemas de salud y requieren costosas terapias, impagables para sus familias. Eve se preguntó: ¿Cómo puedo ayudar? y urdió entonces un proyecto alejado de lo panfletario, que tuviese fines caritativos y sobre todo, que atrajera al público (en particular, infantil y juvenil, a los cuales va dirigida Sho-shan): el Proyecto H, un libro de arte donde actores y escritores representaran la lucha del bien y del mal entre la Organización Hellsing y sus enemigos, Iscariote XIII y Millenium.
Pese a la carencia de recursos, las premuras y la sempiterna burocracia, Eve se hizo de un estupendo elenco, formado por actores y escritores que, incluso, pusieron de su bolsillo para apoyarla en esta noble iniciativa. Y bueno. Yo siempre me he sentido -me sé- "diferente" (en la primaria no me querían porque citaba artículos políticos de Proceso en plena clase; en la secundaria utilizaba la biblioteca como bunker, para huir de las mofas de mis compañeros). En eso me identifico con un otaku (una persona especializada en el mundo manga/anime), por ejemplo; caso de Murasaki Fujita, la hija mayor de Eve, quien ilustró la novela. Murasaki ha tenido problemas escolares porque se ha topado con la absurda intolerancia hacia su afición.
Cuando Eve me dijo "Vas a ser mi hermano", acepté de inmediato. Primero, porque siempre me ha gustado jugar con la androginia. Y encima de ello, Jan es un guarro de lo peor y eso me permitiría sublimar mi violencia y mi carácter irreverente. Estuve preparándome para realizar bien mi papel, travistiéndome parcialmente (corbata, trusas), para irme sintiendo "varonil"; viendo videos en Youtube, donde Jan hace de las suyas, en complicidad con su hermano Luke, todo un dandy.Y claro, las groserías y ademanes obscenos fluirían con naturalidad. Asimismo, fui haciéndome del vestuario: pants, gorro, piercings, tenis de color estridente. Me mandé hacer un subfusil FNP-90, que data de la II Guerra Mundial (véase la Wikipedia). Vaya, hasta me compré un puro marca Damitas, pues Jan fuma.
Pero me faltaba algo que me enfrentaría a un muy íntimo temor: Jan posee ojos amarillos. Y yo nunca había utilizado pupilentes. Siempre he tenido miedo a sufrir accidentes de la vista, porque de pequeña estuve a punto de perder un ojo. Pero en fin, eran exigencias del personaje. Eve patrocinó mi nueva, vampírica mirada. Jamás pude ponerme los pupilentes yo sola (ni quitármelos tampoco), así que ella me ayudó en eso. Fue un asomo del calvario, la verdad, pero ya entrada en el papel, fue bastante divertido: Jan hizo sus desfigures mientras su hermano Luke, impecable e impasible, posaba a su lado, en soberbio contraste. No obstante, las fechorías de Jan (léase yo) serían vengadas por la doncella-policía-vampiro Seras Victoria, quien le aplicaría tremenda llave para derrotarlo.
No conozco a todos mis compañeros en persona. Sin embargo, me tocó acudir a diversas sesiones. En particular, me emocionó atestiguar el arranque del proyecto, cuya sede fue Donceles 66, y ver el entusiasmo y el amor que los involucrados sentían por su papel.
En particular, agradezco infinitamente haber convivido con Ramón I. Martínez (Monsignor Enrico Maxwell), César Gándara (Captain Hans Gunsche), Francesca Gargallo (Zorin Blitz), Murasaki Fujita (Schrodinger/Sister Yumi Takagi), Alan Abarca (Alucard/Walter C. Dornez, joven), Jorge Celaya (Walter C. Dornez, grande), Samantha Torres (Seras Victoria), Brenda Artigas (Monaguillo), Ireneo Álvarez (Vlad Tepes), Oscar Sánchez (Captain Pip Bernadotte), Eder Quintero (Herr Doktor), Diana Lein (Teniente Rip van Winkle) y por supuesto, Eve Gil (Sir Integra Fairbrook Wingates Hellsing/Girlycard/Luke Valentine), todos ellos amigos ya entrañables; y la gentileza de Cato Kusanagi, fotógrafo especializado en cosplays. Debo mencionar, también, al señor Abraham Fraijo, joven sonorense cuya bebé pereció entre las llamas. Al conocerlo, en casa de la poeta Lina Zerón, no pude más que abrazarlo, si acaso ello pudiera ser un consuelo para el alma.
Pronto tendremos el libro: un acto de amor con el que Eve Gil le dice a esas criaturitas víctimas de la más atroz impunidad, que no están solos. Que hay para ellos una sonrisa, unos brazos cariñosos. Unos amigos que los acompañan.
BLOG DEL PROYECTO H:

terça-feira, maio 11, 2010

TRAGEDIA QUE ILUMINA: MAMÁ, DE JOYCE CAROL OATES


Joyce Carol Oates (Lockport, 1938), cuyo nombre resuena cada año entre los candidatos del Nobel, es una narradora a quien se podría calificar de intimista. Esto, claro, sin tomarlo en un sentido peyorativo. Por el contrario: la narradora estadounidense posee la capacidad de plasmar cotidianidades y asuntos domésticos de una manera exquisita.
Mamá, su más reciente novela, es prueba ferviente de ello.
Nikki Eaton, periodista norteamericana ya en sus treintas, funge como narradora protagonista de su historia familiar, centrándose en su madre, Gwen, a quien ve por última vez, precisamente el Día de las Madres, celebración que comparten con numerosas amistades.
Gwen, mujer viuda y de sólidos principios, reclama a Nikki el sostener una relación con un hombre casado y con hijos, Wally Szalla, propietario de una radiodifusora, lo cual provoca un amargo disgusto en la joven, acostumbrada a hacer con su vida lo que quiere.
Recordar esta discusión le traerá severos remordimientos a Nikki, cuando días después, extrañada por carecer de noticias de su madre, la procure en el hogar familiar y descubra que ha sido brutalmente asesinada.
Este acontecimiento trastocará su existencia y la de Clare, su hermana mayor, ama de casa y madre de dos hijos, tan distintas entre sí, pues Nikki es una persona extravagante, sensual, desinhibida, mientras que Clare es, aparentemente, toda perfección.
Ambas hermanas se descubrirán harto frágiles en su duelo, todavía más penoso por verse enfrentadas a la búsqueda del asesino y el consiguiente proceso judicial y por cómo afecta su rutina cotidiana, empezando por sus afectos más cercanos.
Así, cada una tomará decisiones que resultarán precipitadas ante ojos ajenos: Nikki se instala durante el verano en el hogar familiar, lo cual ocasiona estupefacción en todos, por no creerla capaz de soportar los recuerdos, sin saber que ahí radicará su fortaleza; y Clare, la perfecta, la mesurada, abandonará a su esposo Rob y a su hija mayor, Lilja, llevándose al pequeño Foster a Filadelfia.
Nikki, asimismo, se verá rodeada constantemente de las amistades de su mamá, quienes le irán revelando secretos insospechados acerca de ésta y de su padre.
La transformación de la joven periodista será sorprendente, pues, de ser una chica de cabellos punk teñidos de morado, vestida provocativamente, adoptará el sosegado estilo materno.
Sin embargo, la transformación más sorprendente será de índole espiritual. Nikki hallará el verdadero amor en medio de todos estos cataclismos emocionales…
“La tragedia es una experiencia que ilumina el carácter” ha declarado Joyce Carol Oates. Después de leer Mamá, no podríamos estar más de acuerdo.
Elena Méndez
___
Joyce Carol Oates,
Mamá
(título original: Missing Mom),
Traducción: Carme Camps,
Alfaguara,
México, 2009,
488 pp.

segunda-feira, abril 12, 2010

DIATRIBA CONTRA DIOS: CAÍN, DE JOSÉ SARAMAGO

José Saramago (Azinhaga, 1922), autoproclamado ateo, lanza una nueva diatriba contra Dios en su más reciente novela, Caín.
Su anterior diatriba, El Evangelio según Jesucristo (1991), se enfoca al Nuevo Testamento, mientras que ésta versa sobre el Antiguo, sendos apartados bíblicos que brindan dos versiones distintas del Creador: uno colérico, caprichoso, amante del ojo por ojo y diente por diente; y otro todo amor, tolerante, que, encarnado en Jesucristo, dicta poner la otra mejilla al sufrir una ofensa.
Saramago se apropia de dichos textos sagrados para rebatirlos, cuestionarlos, ávido de provocar desasosiego.
Caín, primogénito de Adán y Eva -primera pareja que habitó el mundo, expulsada del Jardín del Edén por comer del Árbol de la Vida-, asesina a su hermano Abel, dedicado a la ganadería, cuya ofrenda ha sido preferida por Dios, desdeñando su humilde cosecha. Dios, en respuesta, lo condena a errar eternamente.
Mas Caín no huye solo de su hogar: lo acompaña una marca en la frente, impuesta por el índice divino.
Caín sufrirá innumerables penurias, sin embargo no se arrepiente porque está convencido de que Dios pudo haber evitado su crimen, como asegura al encararlo.
Su perenne desarraigo le permitirá desempeñar distintos oficios, estar en diversos lugares, tiempos: tanto puede evitar la inmolación de Isaac por su padre Abraham, que indignarse ante las infamias que Lucifer -ángel caído que comete sus fechorías con la complicidad del Supremo- le acarrea a Job, un hombre bueno; sufrir con la caída de Sodoma y Gomorra, donde murieron criaturas inocentes, so pretexto de la maldad predominante en aquellos pueblos; presenciar la idolatría hacia el Becerro de Oro; la devastación de la guerra de Madián contra Israel, que acarrea a estos últimos valiosos despojos para honrar así al Altísimo; el caos de Babel, como castigo a la soberbia de sus habitantes; y, en el colmo de la iniquidad, el Diluvio Universal.
Caín se convierte en una pesadilla para Dios, por negarse a rendirle una sumisión ciega, consciente como está de su esencia vengativa, pérfida, sanguinaria, misógina, de una profunda incongruencia…
Elena Méndez
____
José Saramago,
Caín
(título original: Caim),
Traducción: Pilar del Río,
Alfaguara,
México, 2009,
200 pp.

www.justa.com.mx/?p=21127

quarta-feira, março 31, 2010

CONJUGUE EL VERBO COSPLAYEAR







Elena Méndez (Culiacán, Sinaloa, México, 1981).- Licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas por la Universidad Autónoma de Sinaloa. Narradora. Redactora de Homines.com. Durante 2007-2010 fue Subdirectora de Revistaespiral.org. Ha participado en los talleres literarios de los escritores mexicanos María Baranda, David Toscana, Cristina Rivera Garza, Andrés de Luna, Federico Campbell, Anamari Gomís y Antonio Deltoro. Textos suyos han sido publicados en España, Chile, México, Estados Unidos, Brasil y Colombia.
Coautora de la Antología mínima del orgasmo (Ediciones Intempestivas, 2009).


Me gusta Jan Valentine porque siempre he admirado a los seres oscuros. Me permite explorar mi lado violento. Esto se matiza con la comicidad de la que es capaz, lo cual me hace identificarme bastante con él, ya que es una característica que la gente señala mucho acerca de mi personalidad.

Exigencias de la caracterización:
El maquillista adorará a Elena, no sólo por tener una muy pareja y hermosa piel canela -¡como la de Jan!- sino porque presenta muy pocas imperfecciones. Deberá, sin embargo, cuidar el cabello y sobre todo la expresión corporal para no resultar exagerada en sus ademanes.
Asimismo, deberá emplear pupilentes amarillos.

Personaje alternativo

Ninguno de momento

http://quixoteotaku.blogspot.com/2010/03/elena-mendez-jan-valentine-millenium.html

terça-feira, março 16, 2010

ORGÁSMICAS EN MINERÍA

Antología mínima del orgasmo
  • Ediciones Intempestivas presenta su primer volumen antológico
  • En un ambiente de alborozo, casi una decena de autoras leyeron su colaboración

México, DF a 26 de febrero de 2010.- Ediciones Intempestivas, sello editorial regiomontano, presentó esta tarde en la FIL de Minería, Antología mínima del orgasmo un volumen de texto breve, minificción y poesía dedicado a la búsqueda femenina por el ideal del placer sexual: El orgasmo.

De acuerdo con Livier Fernández Topete, su editora, Antología… no tiene perspectiva de género, menos aún, interés feminista. Lo que compila el volumen, en poco más de media centena de autoras, es el anhelo por la diversidad de voces y su translación a letra impresa: “Orgasmos de todo tipo (recién hechos, recordados imposibles, rabiosos, nostálgicos, festivos o tristes) conviven en este libro colectivo en su mejor acepción”.

Una niña que descubre su sexualidad erótica montándose en la poltrona de su abuela, una mujer “heteroflexible” pero nunca lesbiana, una analogía vaca-toro, mujer-hombre; la iluminación vía el amor tántrico, una apropiación alternativa a la poesía de José Alfredo Jiménez y un juego seudomoralino de monásticas proporciones, fueron ejemplo leídos esta tarde en el recinto palaciego de Tacuba.

Asimismo, Fernández Topete declaró que “esta azarosa y afortunada red de complicidades aunque comenzó con las autoras, no terminó con ellas, pues al impulso de vida: Eros, ellas, siguen dando rienda suelta al movimiento”. Finalmente, declaró sentirse “en deuda” con los autores masculinos por lo que ya prepara un tomo similar visto desde los ojos de los varones.

En voz viva, de primera mano, casi una decena de autoras presentaron su orgasmo: Judith Castañeda, Eve Gil, Elena Méndez, Nadir Chacin, Amélie Olaiz, Montserrat Hawayek, Elia Martínez Rodarte, Odette Alonso y la propia Livier Fernández Topete.

http://feria.mineria.unam.mx/index.php?opcion=3&opcionprensaydifusion=136

terça-feira, março 09, 2010

PARRA, CUENTISTA: SOMBRAS DETRÁS DE LA VENTANA, DE EDUARDO ANTONIO PARRA

El cuento es un género que a últimas fechas se considera que “no vende”. Escritores como David Toscana sostienen tajantemente dicha idea. Sin embargo, el autor regiomontano cita a su contemporáneo Eduardo Antonio Parra (León, 1965) como una brillante excepción, pues ha privilegiado este género de manera exitosa.
Parra, cuyos relatos han sido traducidos al inglés, francés, portugués, alemán e italiano, reúne en Sombras detrás de la ventana. Cuentos reunidos, sus cuatro libros dedicados a dicho género: Los límites de la noche (1996), Tierra de nadie (1999), Nadie los vio salir (2001) y Parábolas del silencio (2006), todos ellos publicados en su momento por Ediciones Era, que los compila ahora.
Con el penúltimo obtuvo en el 2000 el Premio de Cuento Juan Rulfo, otorgado por Radio Francia Internacional, mientras que esta compilación resultó ganadora del Premio de Narrativa Antonin Artaud 2009.
Parra, pese a ser guanajuatense, ha sido considerado parte de la llamada Narrativa del Norte, junto con algunos otros escritores notables como Élmer Mendoza, Luis Humberto Crosthwaite y Daniel Sada -por citar algunos-, principalmente, por ubicar sus historias en los rumbos norteños y sacar a la luz, mediante ellas, las miserias y grandezas que en estos acontecen.
Entre los tópicos utilizados por Parra podemos mencionar la violencia, la noche, las situaciones-límite y el caos urbano, sobre todo en el norte, espacio que le obsesiona.
Se ha señalado en la obra de Parra la gran influencia que ejerce Rulfo sobre ésta –y, cabe señalar, no sólo en ella, sino en la de los ‘norteños’, en general-.
Influencia que para mí resulta clarísima en relatos como “Viento invernal”, donde una joven mujer está a punto de parir a su segundo hijo, producto de una aventura, mientras su hijo mayor, concebido en matrimonio, se halla moribundo. Este cuento me remite a uno poco conocido de Rulfo, “La vida no es muy seria en sus cosas”, acerca de las desventuras de la maternidad.
Otro cuento con marcada influencia rulfiana es “El cazador”, donde un matón a sueldo busca a un joven para vengar el asesinato del único hijo de un matrimonio anciano. Mediante la enunciación interior de los personajes principales podemos conocer sus motivaciones, su miedo, la obsesión que sienten el uno por el otro, como en “El hombre”, del autor jalisciense.
La noche y sus pasiones desatadas brillan en “Nocturno fugaz”, donde un joven pretende ligar en un antro a la mujer más codiciada, sin lograrlo; en “Nomás no me quiten lo poquito que traigo”, donde Estrella, un prostituto, es solicitado por dos policías, quienes lo roban y someten a múltiples vejaciones; y en “Nadie los vio salir”, donde un par de ángeles sexuados calientan la noche en un prostíbulo de poca monta.
Uno de los grandes aciertos de Parra consiste en darle la vuelta al lugar común, causando estremecimiento en el lector. Así, en uno de sus cuentos más sublimes, “Cuerpo presente”, reinventa la figura de la prostituta con corazón de oro; en “El laberinto”, presenta a un Otelo ‘paracaidista’, ansioso de vengar su honra mancillada; en “La piedra y el río”, se fascina ante una Penélope fronteriza, mientras que en “Plegarias silenciosas” muestra a un delincuente de alma piadosa, que se librará de sus enemigos gracias a Malverde, devenido patrón de los narcos.
Parra se ha convertido en un clásico vivo de la literatura mexicana, como señala, sin exagerar, la contraportada de este libro.
Elena Méndez
____
Eduardo Antonio Parra,
Sombras detrás de la ventana.
Cuentos reunidos,
Biblioteca Era,
Ediciones Era/CONACULTA/Fondo Editorial de Nuevo León/UANL,
México, 2009,
448 pp.

sexta-feira, março 05, 2010

FRASES CÉLEBRES DE LA FIL DE MINERÌA



-¡Vienes arregladísima! (Felipe Garrido)


-Me siento culpable cuando leo por placer (Eve Gil)

-Gonzalo Rojas es uno de sus tatuajes más recientes (Eduardo Casar, hablando de sí mismo en tercera persona).

-¡Están bien padres sus tenis del Santo! (Vicente Quirarte)

-Hay que comprar los libros de los amigos (Fernando Macotela, director FILPM)

-¡Si me invitaron a hablar! (María Luisa 'La China' Mendoza)

-Fuimos parte de una generación precoz y, obviamente, procaz (René Avilés Fabila)

-China, ¡eres una chingona! (Elena Méndez)

- ¡Niño estúpido! (Nadir Chacín)

segunda-feira, fevereiro 22, 2010

sexta-feira, fevereiro 12, 2010

APAREZCO EN LA ESCENA DEL CRIMEN


Un fragmento de mi legendaria entrevista "Un bato bien machín de la Col Pop: Élmer Mendoza"* aparece citado en el artículo "La novela inconclusa de Bernardino Casablanca o escribir sobre la frustración: el caso de César López Cuadras", de Jesús Eduardo García Castillo, incluido en Escena del crimen. Estudios de la narrativa policiaca mexicana, Miguel G. Rodríguez Lozano (Editor), Serie Letras del Siglo XX, UNAM, México, 2009.

*
http://www.homines.com/palabras/elmer_mendoza/index.htm

segunda-feira, fevereiro 08, 2010

LA SUBVERSIÓN ROCAMBOLESCA: EL AGUJERO EN LA PARED, DE RUBEM FONSECA


Rubem Fonseca (Juiz de Fora, 1925) gusta de desconcertar al lector mediante situaciones descabelladas, tramas absurdas, un erotismo descarnado, casi pornográfico y su portentosa imaginación rayana en lo truculento.

Todos estos elementos aparecen en su libro El agujero en la pared, volumen compuesto por 8 cuentos, que fue publicado en portugués en 1995.

Cal y Arena ha lanzado dos ediciones en español, la primera de ellas en 1997; y la que ahora me ocupa, del 2009.

En esta obra, Fonseca vuelve a hacer gala de su obsesión por el ambiente lumpen. También hay una predilección por los narradores protagonistas, hombres cínicos y misóginos, envueltos en peripecias que los conducen a vorágines cada vez más caóticas y violentas.

“El globo fantasma” es perseguido por un grupo de policías, debido al creciente rumor de que se trata del globo más grande del mundo, lo cual ocasionaría grandes catástrofes en Río, ciudad rodeada por un bosque. Los globos han sido prohibidos, sin éxito, ya que los pobladores son fieles a sus tradiciones; hecho que complica todavía más todo.

En “La carne y los huesos” el personaje principal decide celebrar la vida cohabitando mientras su madre acaba de morir en una lejana ciudad.

En “Idiotas que hablan otra lengua” –redactado con estructura dramatúrgica- José Roberto, marido infiel, pretende asesinar a su esposa, aparente modelo de abnegación, sin imaginarse en qué líos se verá metido.

Un ex empleado bancario es atropellado en “El enano” y se convierte en motivo de discordia para dos mujeres que se disputan sus favores; una de ellas es quien lo atropelló. Encontrarse en medio de un triángulo amoroso le hará cometer terribles atrocidades…

En “Artes y oficios” un nuevo rico contacta a un ghostwriter para que le escriba una novela, ansioso de tener un reconocimiento más allá de su poderío económico.

Este relato resulta particularmente interesante, dada su estructura en abismo, puesto que la novela que ha solicitado trata de un sujeto que escribe un libro por encargo, una autobiografía apócrifa de Machado de Assis. El éxito de la obra es apabullante y cambia la vida del supuesto autor en diversos sentidos.

Un hombre moribundo, al repasar su vida en una cama de hospital, se aferra a una razón harto chusca para no morirse en “Orgullo”.

En “Placebo” un exitoso empresario se ve forzado a comprar un feto para curarse de su extraña enfermedad, misión que conseguirá no sin pasar antes por numerosas peripecias.

El volumen cierra con el relato que da nombre al libro. Resulta delicioso por el voyeurismo de su protagonista, quien espía a una vecina y a la hija de su casera, desatando en ellas fuertes pasiones…

La literatura de Fonseca, según el escritor mexicano Élmer Mendoza -quien se declara su alumno-es una respuesta a la violencia descarnada que ciega a la sociedad de este tiempo; mientras que el propio Fonseca, a través de su álter ego Gustavo Flavio -personaje de su novela Bufo & Spallanzani-sostiene: “El escritor debe ser esencialmente un subversivo. El escritor tiene que ser escéptico. Tiene que estar contra la moral y las buenas costumbres”.

Y vaya que es cierto: esa violencia descarnada transtorna a los personajes de Fonseca, quien es consecuente con su afán de subversión, siempre satírico, rocambolesco.

Elena Méndez

____

Rubem Fonseca,

El agujero en la pared

(título original:

O buraco na parede),

traducción: Rodolfo Mata

y Regina Crespo,

Biblioteca Rubem Fonseca,

Ediciones Cal y Arena,

México, 2009,

192 pp.

http://rposdata.com/pd/index.php?option=com_content&view=article&id=665:la-subversion-rocambolesca-

sexta-feira, fevereiro 05, 2010

ORGASMOS EN LA FIL DE MINERÍA

Viernes, 26 de febrero de 2010, de 18:00 a 18:45. Presentación del libro ANTOLOGÍA MÍNIMA DEL ORGASMO. Con la participación de los editores Livier Fernández Topete, Héctor Alvarado Díaz y las autoras antologadas. AUDITORIO CUATRO.

http://feria.mineria.unam.mx







quinta-feira, fevereiro 04, 2010

ME VOY A LA FIL DE MINERÍA


Sábado, 27 de febrero de 2010
de 12:00 a 12:45 hrs.
Presentación. REVISTA LITERARIA BAQUIANA - X ANUARIO
(2008 - 2009) AUDITORIO CUATRO.
Con la participación de: Elena Méndez, Arturo Morell, Maricel Mayor Marsán y Patricio E. Palacios.

____
Sábado, 27 de febrero de 2010
de 15:00 a 15:45 hrs.
Presentación de libro. RUMORES DE SUBURBIOS
de Maricel Mayor Marsán.
AUDITORIO UNO, SOTERO PRIETO.
Con la participación de la autora y la periodista literaria Elena Méndez.

http://feria.mineria.unam.mx

segunda-feira, fevereiro 01, 2010

DEL DOLOR COMO ALEPH: EL DÍA QUE BEAUMONT CONOCIÓ A SU DOLOR, DE J.M.G. LE CLÉZIO


Jean-Marie Gustave Le Clézio, Premio Nobel de Literatura 2008, inició su carrera como escritor en 1963, con la novela Le Próces-verbal (El atestado), que recibiera el premio Renaudot. Con dicha obra, además, inauguraría la primera de las dos etapas en que se ha clasificado su narrativa: una existencialista, incluso experimental, en contraste con la que le daría luego más prestigio, donde aborda temas como la infancia, la adolescencia y los viajes.

A esa primera etapa –que culminaría en 1975- pertenece el relato El día que Beaumont conoció a su dolor, el segundo libro que publicó en su vida, editado en 1965 por Gallimard.

44 años después, Almadía ha lanzado su versión en español, en una magnífica traducción realizada por Martín Solares.

La anécdota parecería intrascendente: Un hombre llamado Beaumont sufre un problema dental por la madrugada. Ansioso, hurga entre sus medicamentos, que consume desesperado. El intento resulta vano.

A partir de ese hecho tan cotidiano comienza lo aterrador: empieza a delirar. Llama a su amiga Paula, a quien le revela intuir una catástrofe inminente. La chica no puede hacer mucho por él. Entonces Beaumont empeora. Marca números al azar, confesando a interlocutores desconocidos su miedo, su soledad, sólo para toparse con la indiferencia ajena, que, empero, no lo lastima, por haber entrado a “una especie de pequeña calma, triste y silenciosa.” (p. 48). Ese dolor, cual Aleph borgesiano, le revela un universo: “Conozco todo lo que ocurre en la tierra, todos los horrores, y todos los placeres; todo lo que se dice y desea: todo (…)” (p. 48). Es el preludio de su insospechada transformación, que habrá de liberarlo mientras desaparece para el mundo…

Construido con una tensión narrativa permanente, un lenguaje plagado de audaces metáforas que subrayan el absurdo de la situación, este impecable relato de Le Clézio resulta una alegoría de cómo el dolor transforma a los seres humanos, al enfrentarlos a su vulnerabilidad.

Elena Méndez

___

J.M.G.Le Clézio,

El día que Beaumont conoció a su dolor

(título original: Le jour où

Beaumont fit connaissance

avec sa douleur),

traducción: Martín Solares,

ilustraciones: Alejandro Magallanes,

Editorial Almadía,

Oaxaca, 2009,

64 pp.

http://rposdata.com/pd/index.php?option=com_content&view=article&id=640:del-dolor-como-aleph

domingo, janeiro 31, 2010

DEL DIFUNTO DON TOMÁS

Toda crítica es también una autobiografía, una manera de contar la propia vida a través de las lecturas, ya no como provocación sino como interrogación.

Tomás Eloy Martínez, "Mito, historia y ficción: idas y vueltas", en AA.VV., Visiones cortazarianas. Historia, política y literatura hacia el fin del milenio, Aguilar Nuevo Siglo, México, 1996, p. 130.

sábado, janeiro 30, 2010

SARAMAGO, BLOGUERO: EL CUADERNO, DE JOSÉ SARAMAGO


José Saramago (Azinhaga, 1922), acaso sea el bloguero literario más afamado del mundo. Premio Nobel de Literatura en 1998, escéptico radical, comunista hormonal, ateo declarado, escribe para desasosegar, como él mismo afirma. Y lo consigue pues, quien lea en El cuaderno las 119 entradas que acumuló durante seis meses (de septiembre de 2008 a marzo de 2009), no quedará indiferente.

Dentro de la página de su Fundación emprendió fervorosamente dicha tarea, convencido de que “el blog va iluminándole el camino al autor: es ésa su virtud”. Así, nos enteramos de Caín, su más reciente novela, cuando apenas era un work in progress cuyo nombre se negaba a revelar; eso sí, aclara que constaba de “sólo una palabra” que “contaría, por sí misma, toda la historia”.

El autor lusitano, en su afán provocador, dedica gran parte del blog/libro a cuestionar dos temas harto polémicos: Política y Religión; o, mejor dicho, Las Religiones; sobre éstas sostiene, junto con el teólogo suizo Hans Küng: “Las religiones nunca han servido para aproximar a los seres humanos los unos a los otros”.

Elabora una crítica feroz acerca de la Izquierda, que hizo mutis ante la airada diatriba de éste; se regocija del zapatazo lanzado contra George W. Bush cuando todavía era presidente; rechaza con vehemencia cualquier oscurantismo o fundamentalismo contemporáneo, encarnados ya sea en la vergonzante persecución de Israel al pueblo palestino; los delirios tiranos de Il Cavalieri, Silvio Berlusconi; la paranoia de Estados Unidos, reflejada en su absurda lucha antiterrorista; o el empeño inquisidor de Ratzinger, que augura un supremo castigo para “los cristianos incoherentes”.

Mas estas páginas no se limitan sólo a desasosegar o a iluminarle el camino al autor. También iluminan, claro, al lector, a quien vuelve cómplice de la lealtad que siente hacia Pilar, su esposa; de su fascinación por el también lusitano Pessoa, uno y múltiple; de cuando se siente “vivo, vivísimo” al hablar de la muerte; de sus lágrimas conmovidas al saber que Sigifredo López, diputado colombiano secuestrado por las FARC -que lograría ser liberado- comparó a la inquebrantable luchadora social Piedad Córdoba con la mujer del médico de Ensayo sobre la ceguera; de su desazón ante las infames condiciones en que vive Susi, una elefanta deprimida del Zoológico de Barcelona; de su solidaridad con el pueblo español tras el fatídico episodio de Atocha…

El cuaderno, sin duda, acercará todavía más a Saramago, el escritor, el hombre, con sus lectores dispersos por el orbe. Baste mencionar las prontas traducciones que ha tenido al español –realizada por su compañera-; catalán e italiano.

Elena Méndez
____

José Saramago,

El cuaderno

(título original: O Caderno),

Traducción: Pilar del Río,

Fundación José Saramago/Alfaguara,

240 pp.

http://www.revistaespiral.org/espiral_26/literatura_elenados.htm

quarta-feira, janeiro 27, 2010

MORTAJA DE RECUERDOS: DUELO DE NOCHE, DE MARÍA ANTONIETA MENDÍVIL


María Antonieta Mendívil (Cajeme, 1971) es una escritora que ha incursionado con igual fortuna en la poesía y en la narrativa. Debutó en este último género con la novela Otros tiempos (2000), obra de ficción especulativa; una alegoría de la censura y el exilio, en un ambiente opresor donde la poesía queda proscrita.

Con su segunda novela, Duelo de noche, la autora retoma la premisa que se planteara en la anterior: “utilizar el lenguaje como tabú”.

Duelo de noche aborda la historia de dos mujeres: Concepción (Concha), la madre; y Sara, la hija. La primera es un ama de casa desahuciada por el cáncer. La segunda es una joven médica, que ha pactado con ella no inyectarle morfina. “Quiero sentir el dolor, Sara, lo conozco, no me asusta; quiero ofrecer este sufrimiento por mis padres, por los niños del mundo que crecen sin amor, por la gente que sufre sola” (p. 37), le suplica.

La novela está narrada mediante lo no dicho; el lector accede alternativamente al monólogo interior de Concha y Sara, quienes temen confesar lo más íntimo de sí mismas aun ante la postrer agonía de la primera.

Entre ambas tejen, sin saberlo, una mortaja de recuerdos, al repasar sus vidas, tan distintas entre sí: una ha sido amorosa al grado de ser considerada sobreprotectora por la otra, quien es fría, distante. Sin embargo, tienen algo en común, más allá de la sangre: el miedo, ese miedo que las inunda cotidianamente. Miedo al abandono, a la miseria, a la muerte, a revelar aquellos secretos que lastiman tanto…

Concha, de origen muy humilde, es una de las cinco hijas de un matrimonio sin amor. Su madre, Delia, fue vendida siendo casi niña a don Rafael Jimeno, un hombre de abolengo, quien es desheredado a causa de esto.

Las carencias afectivas y materiales de las pequeñas resultan harto desgarradoras, sin embargo, ellas mantienen la ilusión de superarse y ser felices, aun en medio del mutuo desprecio entre sus progenitores, quienes suelen agredirse física y verbalmente, dada su relación enfermiza.

La infancia de Sara, aun cuando no sufre tantas estrecheces económicas, también resulta trágica: vive sintiéndose culpable de haber deseado siempre ser huérfana, de sentir rechazo ante la obligación de proteger a su hermana menor, Marijose, cuya muerte accidental siente como un castigo a su egoísmo.

Aquellos deseos que a Sara le resultan tan avergonzantes son producto de sus enormes ansias de libertad, por sentir como un lastre cualesquier atadura que merme su afán de conocimiento, que la limite por ser mujer, que interrumpa su constante reflexión acerca de Dios y lo espiritual… “(…) había llegado a la conclusión de que si había una certeza en el misterio de la vida, era Dios. Sin embargo no podía tener fe. Y, aunque en forma de ausencia, no podía encontrar ningún otro ser en mi interior más que Él”. (p. 135)

Búsqueda que la hará abandonar a Miguel, su novio, y abandonar el hogar para ejercer como médica en labores altruistas, pese a la oposición de sus padres y de su hermano mayor, Rafa, quien no tuvo el valor de negarse al destino que éstos le impusieron.

Duelo de noche: una conmovedora reflexión sobre la muerte, la cual, según la autora, “es el último resumidero, donde todas las emociones, las mejores y las peores, se mezclan y se purgan”.

Elena Méndez

____

María Antonieta Mendívil,

Duelo de noche,

Col. Narrativa,

Editorial Almuzara,

España, 2006,

160 pp.
http://rposdata.com/pd/index.php?option=com_content&view=article&id=625:mortaja-de-recuerdos

quinta-feira, janeiro 21, 2010

PASIÓN MÁS ALLÁ DE LA MUERTE: MERRICK, DE ANNE RICE


El año pasado hubo un repunte de la novela vampírica, con autores tan disímiles como la norteamericana Stephenie Meyer, el cineasta mexicano Guillermo del Toro (en coautoría con el americano Chuck Hogan) y hasta el canadiense Dacre Stoker, sobrino-bisnieto de Bram Stoker, el célebre creador de Drácula, por citar sólo algunos.

Este género se ha enfocado sobre todo en el público juvenil, como en el caso de Meyer, cuyas obras se han popularizado aún más gracias a las versiones cinematográficas de su obra.

Sin embargo, una de las creadoras más reconocidas y alabadas del género es Anne Rice (Nuevo Orleans, 1941), que ha escrito tres series sobre el tema: Crónicas vampíricas, Las brujas de Mayfair y Nuevas historias de vampiros.

La primera de ellas, anunciada como “la mejor saga de vampiros jamás escrita”, inició en 1976 con la novela Entrevista con el Vampiro (llevada al cine en 1994, bajo la dirección de Neil Jordan, con Tom Cruise y Brad Pitt en los papeles protagónicos); consta de 10 volúmenes.

En el séptimo de ellos, Merrick, David Talbot, otrora Superior de la Orden de Talamasca, narra cómo se convirtió en vampiro, uno de los tipos de seres estudiados, precisamente, por la Orden, que investiga fenómenos paranormales.

David ha sido transformado en vampiro por el legendario Lestat –que en el momento en que inicia su narración está en un profundo letargo-. Ellos dos y Louis De Pointe du Lac son los únicos tres vampiros que habitan en Nuevo Orleans.

Merrick, bellísima mulata, es una bruja vudú que queda huérfana cuando niña y es criada por la Orden, en especial por David, que queda prendado de ella.

Al pasar los años, David -quien ya es vampiro- le pide invocar el espíritu de Claudia, hija adoptiva de Louis y Lestat, quien fue exterminada por Armand en el Teatro de Vampiros, en París.

Dicho ritual es complicado, por requerir de un gran poder, sin embargo Merrick accede a realizarlo ante los ruegos de su antiguo tutor, quien decide pedirle ayuda ante el sufrimiento de Louis, que sigue sintiéndose culpable por el fatídico destino de la pequeña.

Volver a ver a Merrick atormenta a David, puesto que ella lo sedujo cuando ella ya era una mujer y él un anciano mortal, durante un campamento en Guatemala, a donde viajaron para sustraer objetos prehispánicos de una pirámide, con fines de hechicería.

Merrick, tras este nuevo encuentro, manifiesta temor de que Louis o el propio David pretendan convertirla en vampiro. Este último da su palabra de que ello no ocurrirá.

Se realiza la invocación, pero las pasiones más allá de la muerte se interponen, trastornando el destino de todos los involucrados…

Rice, cuya obra es considerada ya de culto, acierta al humanizar a estos seres nocturnos, cuya angustia ante la inmortalidad es su mayor condena…

Elena Méndez

____

Anne Rice,

Merrick,

Crónicas Vampíricas VII,

Traducción: Camila Batlles,

Zeta Bolsillo,

Barcelona, 2009,

464 pp.

segunda-feira, janeiro 18, 2010

PLACERES CULPOSOS: SEXO, DROGAS Y CHOCOLATE. LA CIENCIA DEL PLACER, DE PAUL MARTIN


El ser humano siempre ha buscado evadirse de su realidad, valiéndose de actividades y sustancias que le ayuden a encontrar el placer, aunque éste resulte efímero, costoso y muchas veces, adictivo e ilegal. Situación que las autoridades civiles y religiosas han pretendido regular, con resultados contraproducentes.

Paul Martin, en su esclarecedor ensayo Sexo, drogas y chocolate. La ciencia del placer, elabora un tratado acerca de estas formas en que la humanidad se ha procurado bienestar a lo largo de la historia, llegando incluso a padecer adicciones por ellas.

Con un lenguaje ameno y claro, el autor acude a numerosos estudios científicos -realizados tanto con personas como con animales- y a ejemplos de personajes célebres, que destacaron no sólo por su talento o fortuna, sino también por haber vivido al extremo.

El sexo, necesidad fisiológica, ocupa un lugar primordial dentro de esta lista, dadas las tremendas polémicas que ha desatado esta actividad desde tiempos inmemoriales. Normalmente se ha reprobado su realización con fines no reproductivos y se ha intentado regularla, ya se trate de masturbación o del coito en sí, por considerarse motivo de desorden moral y de daño físico.

Entre las razones por las cuales el sexo resulta tan atractivo, se encuentra la liberación hormonal que se produce en el organismo del practicante; entre dichas hormonas, se hallan la dopamina, relacionada con las recompensas naturales que pueda obtener un individuo; la oxitocina, que crea vínculos de pareja entre quienes sostienen relaciones sexuales; y la prolactina, que brinda una sensación relajante tras el orgasmo.

Por otro lado, el autor se enfoca en este ensayo a las drogas psicoactivas, "sustancias químicas que alteran el funcionamiento del cerebro al actuar sobre sus mecanismos de comunicación internos". (p. 55). Aborda las llamadas "recreativas", sean estas naturales o sintéticas, legales o prohibidas.

Si bien no sorprende confirmar la popularidad de una droga natural y legal como la cafeína, resulta curioso conocer datos como el siguiente: "En el siglo XV, la ley turca permitía a una mujer divorciarse de su marido si éste resultaba incapaz de proveerla de café". (p. 232)

Otra muy popular, también natural pero proscrita, es la cocaína, proveniente de la hoja de coca, que "además de dar placer (...) tiene la gran ventaja práctica de aliviar el dolor, el hambre, la sed, el frío y el cansancio". (p. 71)

La cocaína fue promovida por el sicoanalista austríaco Sigmund Freud, por atribuirle propiedades terapéuticas que aliviarían una gran cantidad de enfermedades.

El alcohol, tan loado y a la vez tan denostado, originó una gran catástrofe en Estados Unidos, al ser prohibido durante un periodo de 13 años, de 1920 a 1933, encareciéndose así el producto, que debía conseguirse mediante el contrabando.

Si las drogas recreativas han sido utilizadas universalmente -y no únicamente por humanos, como podría creerse, sino, incluso, por otras especies animales, sobre todo primates-, explica Martin, es "porque nos hacen sentir mejor", al proporcionar placer y menguar el dolor.

Asimismo, para los antropólogos Roger Sullivan y Edward Hagen, "tenemos una predisposición natural a tomar drogas psicoactivas porque hacerlo ayudó a nuestros antepasados a sobrevivir y reproducirse en un hábitat muy duro" (pp. 73-74).

El chocolate, alimento de origen americano, llevado por los conquistadores españoles al Viejo Mundo, viene siendo un placer inocente a comparación de los citados -y de otros tantos, como el LSD, el éxtasis, el hachís, el opio...-. Aunque esto relativamente, puesto que también ha tenido detractores; tal es el caso del comité católico que en 1616 lo tildo de "diabólico agente de la nigromancia y la brujería" (p. 95).

Martin asegura que, pese a las sustancias contenidas en el chocolate -cafeína, teobromina, anandamida- éste no es adictivo; lo que sí puede resultar adictivo para el consumidor es el alto índice de azúcar que se le agrega.

Entre la galería de personajes célebres, adictos ya sea al sexo, las drogas o el chocolate -o todo a la vez-, destacan el Marqués de Sade, provocador literato que pasó gran parte de su vida encerrado en la Bastilla por sus ideas incendiarias y su vida escandalosa; Lord Rochester, escritor satírico del siglo XVII, gran promiscuo y alcohólico irredento; y Janis Joplin, la Bruja Blanca del Rock, heroinómana muerta a los 27 años.

Sade, Rochester y Joplin tenían algo en común, más allá de su existencia desordenada: su baja tolerancia al aburrimiento, factor que se ha encontrado entre las personas proclives a desarrollar una adicción.

Para que una adicción se considere tal es preciso que se conjuguen "un ansia o deseo muy fuertes y una pérdida de control voluntario sobre el comportamiento" (p. 166). Así, toda adicción, como las ya citadas y otras -ludopatía, internet, compras...- es considerada un transtorno del deseo, puesto que es el deseo y no el placer obtenido con ellas lo que se persigue.

Martin incluye, al final de la obra, una lista de placeres modestos, cotidianos y hasta gratuitos algunos de ellos, como el sexo y el chocolate -cuyos posibles daños se han exagerado-; adquirir información nueva; cocinar, arreglar el jardín, la música, sentarse en silencio, la siesta...

Valioso volumen para comprender los mecanismos biológicos existentes entre el placer y la adicción, el dolor y la felicidad y cómo esto resulta determinante en nuestra vida.

Elena Méndez

____

Paul Martin,

Sexo, drogas y chocolate.

La ciencia del placer

(título original: Sex, drugs and chocolate),

Traducción: Milena Busquets,

Col. No Ficción/Divulgación,

Ediciones B,

Barcelona, 2009,

400 pp.


REALISMO MÁNGIKO: SHO-SHAN Y LA DAMA OSCURA, DE EVE GIL


Eve Gil (Hermosillo, 1968) es una escritora a quien le gusta experimentar con diversos géneros. Baste recordar su penúltima novela, Virtus (2008), donde hace una alegoría del México arruinado, incursionando en la ficción especulativa, la cual, según ella, consiste en “hablar del presente como si fuera el futuro”.

Ahora, con la publicación de su novela Sho-shan y la Dama Oscura, anunciada como “la primera novela en español acerca del manga” vuelve a sorprendernos.

Quizá esta novela sea más ambiciosa que la anterior, al conllevar varios riesgos para la autora: no sólo pretende conquistar al público infantil y juvenil, sino que además inaugura un género, al que ha denominado “realismo mángiko”.

Esta novela se apropia de recursos propios del manga y el anime para abordar la intolerancia hacia ‘los otros’, los considerados distintos por cuestiones de raza, orientación sexual u otras razones, como el Síndrome de Asperger, trastorno consistente en una falla de las neuronas espejo (aquellas que permiten socializar), y en el cual los pacientes muestran síntomas de autismo mezclados con hiperactividad.

La historia está contada por Violeta Monsalve, alias Murasaki Fujita, la mangaka –realizadora de mangas- más joven del mundo, quien, haciendo una narración retrospectiva (apoyada en fragmentos de su diario infantil, ilustraciones y ‘videos’), refiere la tragedia familiar que se suscita cuando su hermana, Luisa -alias Cho-chan, “Niña mariposa”, obsesionada con estos insectos-, de cinco años de edad, es acusada de matar a su mejor amigo y condiscípulo, Toto. La niña es incapaz de rendir declaración, dado que parece Asperger y jamás ha podido hablar.

Violeta y sus exitosos padres, la escritora Dagmar Oscura y el médico Luis Monsalve, buscarán defender a cualquier precio la inocencia de la criatura, quien es sometida a arraigo domiciliario, tras la fuerte presión de la familia del niño fallecido. Situación por demás absurda: amén de

carecer de pruebas, una criatura tan pequeña no puede ser enjuiciada.

La prensa amarillista azuza a la opinión pública en contra de la presunta asesina, calumniando a su familia y ensañándose particularmente con Dagmar Oscura, a quien acusan de haber educado pésimamente a sus hijas, por consentir que vean series japonesas harto violentas, entre otros infundios.

Entre tanto acontecimiento disparatado ocurre uno todavía mayor: Violeta-Murasaki es contactada por Arigato Sensei, un monje budista, quien le revela que tanto ella como su madre y hermana son seres híbridos, mitad manga-mitad humanas…

Tal confesión suscita en la chica todavía más dudas, pues sigue sin saber el por qué de sus evidentes rasgos chinos, la amnesia de su madre, la mudez de su hermanita, la muerte del amiguito de ésta. Circunstancias que hallarán su explicación tanto en el mundo fantástico como en el real, donde el demonio acecha y oprime en las más variadas formas…

Elena Méndez


___

Eve Gil

(Ilustraciones: Murasaki Fujita),

Sho-shan y la Dama Oscura,

Suma de Letras,

México, 2009,

218 pp.

http://www.justa.com.mx/?p=19535