sexta-feira, novembro 06, 2009

PERSONIFICAR LA TRANSGRESIÓN: CENA ENTRE CHACALES, DE SAÏD JAVIER ESTRELLA

Saïd Javier Estrella (Pachuca, 1981), en su primer libro, Cena entre chacales (Premio de Cuento Ricardo Garibay 2008), reúne a una serie de personajes movidos por un afán transgresor, manifiesto en situaciones límite donde cometen actos violentos sutiles o exacerbados.
Transgresiones cometidas ya sea por hambre, por venganza, por morbo; o, incluso, por la farmacodependencia o un mero desquiciamiento mental.
En el cuento que abre el volumen, “Yo maté a Salinas”, se aborda la progresiva decadencia económica y moral del personaje principal, otrora exitoso inversionista, quien deberá mendigar tras el catastrófico “Error de diciembre”, infamia que vengará de singular manera.
“En silencio, como alcachofa” (quizá uno de los relatos mejor construidos), el narrador protagonista, Lukaz, un joven polaco, rememora la dimisión de Wallesa y la consecuente desgracia para el pueblo y en particular, para su familia. Situación harto apremiante que lo llevará al canibalismo.
“Cena entre chacales” refiere, en primera persona, las correrías del protagonista y su grupo de amigos, “los chacales”, quienes fueran juniors habituados al desmadre y carentes de principios y que se reúnen, ya ancianos, acaso para cometer una suprema iniquidad…
En “Pito”, Marvin Bolaños, empleado de un ingenio azucarero en Cuba, desesperado ante la miseria, incursiona en el tráfico de drogas, sin saber en qué lío se ha metido.
En “Lecciones de piloto”, un narrador testigo dialoga con Gustavo Lastra Pantoja, transportista devenido afamado pollero, a quien ha ayudado a escapar de la justicia, luego de la tragedia que ha ocasionado y que éste confiesa con una desfachatez que su cómplice cree mitomanía.
El volumen cierra con “Yakkaru”, un alucinante relato en que Saïd (nótese el esfuerzo del autor por fusionar lo ficticio con lo real) se vuelve conejillo de Indias de la siquiatra que lo atiende en una clínica para enfermos mentales en Girona. Ella aprovecha la obsesión por la escritura de éste, sin pensar en los extremos a que puede llegar…
Saïd Javier Estrella en ésta su ópera prima nos lleva de la sonrisa irónica al estupor helado; de la compasión a la repugnancia; de lo cotidiano a lo absurdo, sin dejarnos caer nunca en el tedio.
Elena Méndez
__
Saïd Javier Estrella,
Cena entre chacales,
Col. Narrativa,
FOECAH/CONACULTA,
Pachuca, 2009,
76 pp.
http://rposdata.com/pd/index.php?option=com_content&view=article&id=332:personificar-la-transgresion

Nenhum comentário: