segunda-feira, dezembro 29, 2008

NO SOY CRÍTICA LITERARIA, NI PROMOTORA CULTURAL

Hace casi un mes, cuando merodeaba por Guadalajara y me fui a pistear con Carlos Wynter Melo a La Fuente, me preguntó cómo me había iniciado en la promoción cultural. Respondí que no me consideraba promotora y que todo era por casualidad. Lo de la revista y eso.
Ayer sentí lo mismo tras recibir ¡Por culpa de Candela!, que me remitió Teresa Dovalpage, en cuya dedicatoria me nombra 'crítica literaria'. Me sonrojé, de veras.
Sólo soy una cuentista cuentera. Reseñante. Preguntanta. (Cervantes dixit).
Lo de la promoción cultural déjenselo a las glorias locales. Lo de la crítica literaria, al Antichristopher y al pequeño Lemus.

2 comentários:

Omar disse...

qué buenos "mal entendidos"!!!

elena disse...

Omar, en realidad me siento como el burro que tocó la flauta...