sexta-feira, dezembro 19, 2008

¿DE QUÉ HABLA UNO CON LA COMPANY?*

De los omnipresentes diminutivos en el habla del mexicano, de los solicitantes y las recogidas, las flacas mal, los cagadísimos, la leyenda de la narco-rapada, de cómo Adolfo Castañón es negro literario de Fuentes, de la r asibilada, la obsesión del español americano por lexicalizar lo negativo, de la oralidad en Un asesino solitario, de su casa de usted, subir pa' arriba y bajar pa' abajo, de que en el habla del Altiplano Central de México prácticamente no hay imperativos, salvo el chinga tu madre, de que el Quijote es un tesoro para los filólogos, de que los mexicanos privilegian la semántica valorativa, del horror vacui del Barroco, el betacismo de Televisa, de que la s apicoalveolar nunca llegó a nuestro país, de que la lengua escrita funge como retardatario del cambio lingüístico, de cómo la Guerra Civil condujo a que sus padres se enamoraran, siendo primos, de que no hay sintaxis sin semántica y de que el verbo ser parece 'poco verbo', de la metáfora que compara a la mujer con una ciudad amurallada en La Celestina, del dequeísmo del Peje, de la inminente pérdida de los ordinales, del futuro del subjuntivo en el argot de los abogados, de que Argentina posee el dialecto hispanohablante más innovador, de las metáforas de alta continuidad en García Lorca, de conceptualizar el espacio en términos de objetos, del leísmo de respeto, la despersonalización, las retenciones en el léxico, la mestización, las fórmulas de atenuación, los indigenismos léxicos, las Décimas a las Prostitutas, el cantinfleo, los nuyorricans, de que no existe la homogeneidad literaria para el efecto de la difusión de los cambios lingüísticos...
*Durante su cátedra La identidad lingüística de México. La historia de la lengua en nuestro país, impartida en El Colegio del Sinaloa del 7 al 11 y del 17 al 21 de noviembre del 2008.

2 comentários:

Omar disse...

todo un corpus viviente, el idioma, ¿no?

interesante la nota, culichi.

abrazos,

elena disse...

Conocer esto me hace sentir viva...