sábado, novembro 15, 2008

MEMORIA DEL TIGRE Y LA BELLÍSIMA

Vino Eduardo Lizalde a presentar Nueva memoria del tigre y se percató de que yo traía su disco Entre voces y dijo que estaba muy bien grabado, a diferencia del de Voz Viva de México, y me contó que Bellinghausen escribió una réplica a "Este líquido rojo, o bien turquesa" porque discrepaba de lo planteado en su verso: "Todo el que tiene sangre es criminal", y corrigió la errata que aparece en una cita de Pessoa, en la contraportada de mi edición de Antología impersonal. Y leyó de ahí "Para una reescritura de Acuña" y "Bellísima" a peticion mía, porque no los hallaba en Nueva memoria. Y mi fervor de años se concentró en esa voz, en sus manos, en la gratitud mutua, en imaginar a la Bellísima como una potencial Venus de Milo o Victoria de Samotracia, en todas las veces que he amado como un perro y como un ángel.

2 comentários:

Omar disse...

Ay, culichi! Por cosas como las que dices aquí es que te quiero.

Más abrazos.

elena disse...

Muito obrigado...