sábado, agosto 30, 2008

YO SOY LA MEXICANITA, SEGÚN LA APABLAZA*

Mexicanita dice:

19.33 p.m.


Justamente iba a volver a postearte en el anterior para hablar un poquito de esto. Es que me va dando rabia cuando los jóvenes escritores hacen eso. Acá en México se acostumbra. Pero creo que no deberías haberlo hecho. Incluso si soy capaz de hacer divisiones de escritores entre los que se acercan a los escritores mayores y los que se mastienen siempre distantes. ¿Para qué se acerca uno joven a uno mayor? En los cuentos que publicaste de tu último libro, te ríes de eso y yo también me reí de eso y todos mis amigos de acá nos reímos de eso y parece que no valió la pena reírse de eso. Y bueno, en definitiva, después de que te publicaron en El Polemista, no sé, pensábamos que siempre te reírías de eso.


----
Mexicanita dice:

12.50 p.m.

Volví. Uno siempre vuelve un poquito. Lo quieras o no, iba a volver siempre a este post. No estoy de acuerdo con algunos en la idea de que es mejor mujerdegoma. Es porno puro. ¿Es eso literatura? O bien, dónde está la ficción ahí. En éste tampoco sé dónde está, da igual, pero sé que en algún punto agarras el hilito y lo descubres. Bien, cuando ese hilito se tira, desinflas al escritor. Lo dejas en cueros. Y él dice: Sólo estaba jugando o sólo es ficción. Y no. No, A.A. Nunca caigas en eso, que siempre es lo mismo. Literatura y/o vida para los escritores es lo mismo. Para mí también.

Creo en tus anaqueles y acá en México nos volvimos a reír contigo. ¿Cuándo te fuiste a vivir a la Gran Biblioteca? ¡Qué divertida eres!

El tiempo de escritura es también para mí el tiempo cíclico. Concuerdo con Rabelais más que con cualquiera. Tu propia naturaleza te va dando el ritmo de gestación. Bien, no te canses, si lo haces, tu escritura se vuelve floja.



----
A.A.**dice:

16.23 p.m.

Gracias, Mexicanita. Estaba esperándote. Estaba en eso. Estaba queriendo saber de ti. Con muy poquito me bastaba. Ya te tengo de vuelta, ya estás acá. Te leí en voz alta entre mis amigos. Les gustaste y quieren que viajes algún día. Les leí tu post de las niñas-lobo dramáticas y quieren que viajes y estés con nosotros. Vente. Te tenemos almohadas, una colcha, cigarrillos. Vente, niña-lobo. Trae algunos periódicos mexicanos. Algunas revistas.


______
*Claudia Apablaza, Diario de las especies, Editorial Jus, México, 2008.
____________, Ídem, Lanzallamas Libros, Santiago de Chile, 2008.
**A.A.: Aurora Augé (alter ego de Apablaza).

2 comentários:

Omar disse...

Qué buenas migas con la sureña, me gusta eso. Me gusta también que seas ya "personaja" (como diría Gonzalo Rojas con justicia)y vayas poblando con tus vainas, algunos rinconcitos de lo real ilusorio.

Y hasta se dan lujo de esperarte por allá. Y sería estupendo que fueras. Yo también quisiera ir, ya sabes por qué, por quién.

Ves? eres mucho más especial de lo que crees tú misma, "cabezeñema" (esto es un insulto venezolano-cariñoso). A las pruebas me remito.

Abrazo tuyero, mexicanita.

elena disse...

Ah, la Apablaza tan linda. Promete cigarrillos y no fumo, pero bueno. Me espera en Barcelona, dice. Ahorita está en Rancagua.

Abrazo a la sinaloense (¡de cartoncito!)...
E.