terça-feira, fevereiro 12, 2008

SADA: ENTÉRESE DE QUE NO SOMOS CULICHES, SINO CULICHIS

(...) No se sabe bien a bien si aquel lechero estaba enterado de las hazañas miríficas que Malverde realizó en vida, lo que sí es seguro es que ni tardo ni perezoso difundió la noticia y el rumor culiche se encargó de lo demás.
(...) un demonio culiche todopoderoso (...)
(...) Liera recoge otro sentir culiche (...)
(...) El recio novelista Élmer Mendoza, culiche de cepa (...)
(...) Según el escritor culiche César Ibarra (...)
Daniel Sada, "Cada piedra es un deseo" en Nuevas líneas de investigación. 21 relatos sobre la impunidad, Selección de Martín Solares, Biblioteca Era, Ediciones Era, México, 2003, pp. 119-132.

Nenhum comentário: