domingo, janeiro 20, 2008

DE CÓMO LLEGÓ A HOMINES


Llegué a Homines por casualidad, al buscar artículos que hablasen sobre Las Meninas, mi obra pictórica favorita*, y encontré uno escrito por Susana Hermoso-Espinosa García, la Directora, que me emocionó sobremanera, al analizar minuciosamente el cuadro y brindar una pequeña nota biográfica acerca de Velázquez.
Atraída por la calidad de las imágenes y los textos, recorrí todas las secciones de dicho portal y encontré una llamada 'Palabras' donde vislumbré la posibilidad de enviar mi trabajo literario. Sería bonito publicar en España, me dije. Ojalá les interesara lo que hago. Pronto obtuve respuesta. Susana me notificó que serían publicados algunos cuentos míos y una crónica, que les parecían buenos y me agradecían el interés por colaborar con ellos. Los citados textos estuvieron en la lista de los contenidos más visitados durante algunos meses, ante mi absoluta incredulidad.

Posteriormente le remití entrevistas a escritores mexicanos y reseñas de libros. También le he ayudado a contactar colaboradores. Nos hicimos amigas. Ella es fridómana; yo amante de la novela picaresca. Ella ansía venir a México; yo ir a España. Hace justo un año me invitó a ser Redactora. Acepté de inmediato. Alguien cree en mí aun sin conocerme, pensé...




* Creo que cuando esté en el Museo del Prado me arrodillaré ante ella, como en el Museo Nacional de Historia ante el retrato póstumo de Sor Juana, realizado por Miguel Cabrera.

2 comentários:

James Nuño disse...

Las manos amigas siempre llegan de formas misteriosamente inesperadas.
Un beso y un abrazo, mi querida Elena.

elena disse...

Gracias, James, por el libro, por la carta, por estar conmigo.

Elena