quinta-feira, junho 28, 2007

EL COLOQUIO DE LOS PERROS SE TORNA ELMERIANO



"A ritmo de cuerno de chivo: Élmer Mendoza" en El Coloquio de los Perros*, no. 17, verano 2007.

*http://www.elcoloquiodelosperros.net/baskerville17.htm#elmer

terça-feira, junho 26, 2007

A LA PRÓXIMA VA PARA UD., PAPÁ MARTÍN...

Martín Solares, alias mi padre adoptivo, resultó finalista del Rómulo Gallegos.
Foto: Marlene Méndez

domingo, junho 24, 2007

DE CORTÁZAR

Y mirá que apenas nos conocíamos y ya la vida urdía lo necesario para desencontrarnos minuciosamente.



Julio Cortázar, cap. 1 en Rayuela, Alfaguara, México, 2002, p. 24

sábado, junho 16, 2007

DEPRESIÓN

Estado emotivo de actividad psicofísica baja y desagradable, que puede ser normal o patológico. [Es preferible llamar abatimiento a la manifestación normal, aludiendo al estado de desaliento del espíritu; en un sentido patológico, la palabra depresión designa una disposición psicológica de desesperación y un abrumador sentimiento de insuficiencia y de bajeza. Contrario a manía: actividad emotiva extremada (los dos estados alternan con frecuencia en las psicosis maníaco-depresivas) y a elación.] Alemán. Niedergeschlagenheit.


Howard C. Warren (Compilador), Diccionario de Psicología (Título original: Dictionary of Psychology; Traducción y revisión de E. Imaz, A. Alatorre y L. Alaminos), Fondo de Cultura Económica, México, 1989, p. 85.

quarta-feira, junho 13, 2007

13 X 2= 26


La Cuentista Cuentera cumple 26 años hoy, 13 de junio.

NENITA


La niña de la foto se llama Alcira Elena, alias la Nenita. No dirá una palabra cuando aprenda a hablar, sino una frase completa: Ciérrale la llave. Y cuando le pregunten su nombre dirá, Me llamo Nena Pipa.
Ella aprende a leer con la profe Laurita, quien le dará clases en primero y segundo de primaria. Lee con mucha fluidez y claridad, al grado de que la profe Graciela, quien da clases en sexto año, la invita a leer a su grupo, para ponerle una muestra a sus alumnos, que no saben leer bien.
Se enamora de los libros gracias a las enciclopedias que hay en su casa, sobre todo la de la Mujer, la del Estudiante, la del Cuerpo Humano y el Libro de Nuestros Hijos. No dejará de angustiarse con la niña de los cerillos y de maravillarse con la diosa Minerva, surgida del cerebro de su padre Zeus, o con la diosa Venus, que emergió del mar para otorgarle belleza y amor al mundo.
Se emociona con el caballo de Troya y ríe ante las sandeces del emperador cuyo traje era invisible.
Cree que la vida es una telenovela escrita por Dios, quien moría de aburrimiento allá arriba y por eso creó a los humanos; y que, cuando le cae mal un personaje, lo mata.
Esta niña es muy feliz cuando ve Heidi y quisiera tener una cabaña en las montañas, como ella. Goza infinitamente con cada episodio del Hombre Araña, los mejores guardados en un casete VHS: el del robo de diamantes, el del duende verde, el de los hermanos mosca... se carcajea cuando Peter Parker está soñando en plena clase, Sonia, Sonia, y el maestro le pregunta algo e interrumpe su fantasía...
Disfruta el video hasta la madrugada junto a sus otros hermanos pequeños: Esmeralda y Carlos, con quienes va al cine a ver la saga de las Tortugas Ninja, y también al parque Constitución a jugar, o a recibir a Julio César Chávez cada vez que gana una pelea.
Cuando sus hermanos o ella cumplen años, su mamá les pone un disco de acetato, Ya queremos pastel, ya queremos pastel, aunque sea un pedacito, pero queremos pastel...
La Nenita suele jugar callada, sentadita en un rincón, con sus monitos. Les sirve pasteles hechos con maquillaje de su mamá, en vajillas de plástico. Hace sus tareas en el Libro del Patito y experimenta con el germinador de Ana. Se le antojan las gelatinas de Genaro; ya de grande, se sorprenderá cuando viaje a otros lugares de la República y vea que las venden así, enjauladas, sin envase.
A los 9 años sabe lo que es una depresión; lee por primera vez Mujercitas, un libro que siempre la hace llorar y en el que busca siempre las claves de su vida; nace su hermanita Ivana. Cuando ésta cumpla 16 años, la Nena (todavía Nenita, a veces) comprenderá lo vieja que se ha vuelto, porque la Niña ya anda de novia, esa niña que cargó en sus brazos, a la que le dio biberón, a la que le cambió pañales, a quien le aplaudió cuando cantaba Papá Beto, papa sopa, por quien lloró cuando fue a ese campamento donde conoció el amarillo amargo mar de Mazatlán (Owen dixit), con su hermana Esmeralda, porque ambas pensaron que nacería mientras ellas estaban ausentes.
La Nenita escribe en el aire; que nadie lea ni borre ni queme sus pensamientos. Se ríen al verla hacer esos ademanes. Ignoran que querrá escribir sus propios libros y que se hará llamar la Cuentista Cuentera y adoptará como nombre artístico ese apellido que no le pertenece. Su madre, cada vez que cumple años, le refiere que nació como de 10 meses, con el pelo y las uñas largas, y que lloraba mucho. Desde entonces eras depresiva. Y de pilón naciste en sábado, dormida. Ya estabas predestinada a la pereza.

terça-feira, junho 12, 2007

EL QUE NACE PA' MACETA...BRINDIS POR UN FRACASO, DE DAVID TOSCANA



David Toscana ha lanzado recientemente su libro de cuentos Brindis por un fracaso, donde se recopilan textos aparecidos en Historias del Lontananza (llamado después Lontananza); en las antologías de narrativa Dispersión Multitudinaria y Nuevas líneas de investigación. 21 relatos sobre la impunidad; y en la revista cultural Letras Libres.

Son 6 los textos que conforman el volumen. En ellos, Toscana pone de manifiesto su estilo ágil, breve, lleno de mordaz ironía. El autor, onettiano confeso, presenta a sus personajes inmersos en un tedio que los hace emprender hazañas quijotescas para salir de su mediocridad, mismas que desembocan, sin remedio, en el fracaso más abyecto.

Todas las historias, salvo dos, se relacionan con el bar Lontananza, establecimiento pueblerino que -al igual que los personajes- sufre una progresiva degradación, vinculada al crecimiento urbano que todo lo devora.

En 'El cacomixtle' Odilón, dueño del bar, busca sostener una conversación con el único cliente disponible, basándose en el Manual del Bartender. Ello se le dificultará, entre otras cosas, por el escueto repertorio de bebidas que ofrece.

En 'La brocha gorda' Rubén -propietario de la tlapalería homónima- se topa con un problema similar al del cantinero, pues vende una irrisoria variedad de productos, lo cual ahuyenta a los potenciales compradores.

Víctor, protagonista de 'El nuevo' deberá preparar a un joven en la empresa donde ha laborado toda su vida; tal hecho lo hace percatarse de su medianía y pensar en maneras de ser reconocido por sus superiores, temeroso de ser desplazado por el novato.

'Verónica' es relatado por un narrador-testigo, que refiere una ronda nocturna a instancias de Amílcar, procedente de Texas, quien viene a reunirse con sus viejos amigos. La nostalgia del visitante le hace idealizar su pueblo natal. Pueblo fantasma, sin mujeres que admirar, sin atractivo alguno, sin una cantina bien surtida, como ya mencionamos.

'El error de la memoria' -acaso el mejor de todos- cuenta la tentativa de un obrero por vengarse del presidente que cometió el error de diciembre, quien acudirá a inaugurar la fábrica donde éste labora. No obstante, un acontecimiento inesperado lo hará desistir de su intento.

El libro cierra con 'Princesas y luchadores', que trata sobre unos amigos que acuerdan donar juguetes a un hospicio infantil. Robledo, el de la iniciativa, es un hombre desempleado que desaparece inexplicablemente, quizá por su carencia familiar. A nuestro juicio este cuento posee un remate poco brillante.

La obra en sí es bastante recomendable y nos demuestra por qué Toscana ha logrado un sitio importante no sólo en la literatura mexicana, sino también a nivel internacional, dada la calidad de su narrativa.
Elena Méndez
_____

DAVID TOSCANA
Brindis por un fracaso
Editorial Aldus/Consejo Nacional para la Cultura y las Artes,
México, 2006.,
85 pp.
_____

DATOS DE LA AUTORA:

Elena Méndez (Culiacán, Sinaloa, México, 1981).- Licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas por la Universidad Autónoma de Sinaloa. Narradora. Ha participado en los talleres literarios de los escritores mexicanos María Baranda, David Toscana y Cristina Rivera Garza. Escritos suyos han sido publicados en TEXTOS, Acequias, La Pluma del Ganso, La Línea del Cosmonauta, La Prensa, Expreso y Milenio; y en
www.aviondepapel.com, www.letras.s5.com , www. antilibros.com, www.revistaespiral.org, www.ucm.es/info/especulo/ , www.baquiana.com y www. homines.com.

quinta-feira, junho 07, 2007

LA TRAMONTANA ELMERIANA

"A ritmo de cuerno de chivo: Élmer Mendoza", en La Tramontana, página cultural de La Prensa* de Monclova.



*3-jun-07

sexta-feira, junho 01, 2007

CULICHIS, NO CULICHES

Recién acabo de descubrir un cuento de Élmer Mendoza publicado en Letras Libres, titulado 'Culiches' (sic)*. Error, claro, no atribuible al autor, sino a los editores de la citada revista.
Me extraña que tan prestigiada publicación incurra en tan craso error, desgraciadamente, divulgado por el Diccionario del Español Usual en México, coordinado por Luis Fernando Lara.
Por piedad: somos culichis, no culiches.

HORAS DE JUNIO

Vuelvo a ti, soledad, agua vacía,
agua de mis imágenes, tan muerta,
nube de mis palabras, tan desierta,
noche de la indecible poesía.
Por ti la misma sangre —tuya y mía—
corre al alma de nadie siempre abierta.
Por ti la angustia es sombra de la puerta
que no se abre de noche ni de día.
Sigo la infancia en tu prisión,
y el juego que alterna muertes y resurrecciones
de una imagen a otra vive ciego.
Claman el viento, el sol y el mar del viaje.
Yo devoro mis propios corazones
y juego con los ojos del paisaje.
Junio me dio la voz, la silenciosa
música de callar un sentimiento.
Junio se lleva ahora como el viento
la esperanza más dulce y espaciosa.
Yo saqué de mi voz la limpia rosa,
única rosa eterna del momento.
No la tomó el amor, la llevó el viento
y el alma inútilmente fue gozosa.
Al año de morir todos los días
los frutos de mi voz dijeron tanto
y tan calladamente, que unos días
vivieron a la sombra de aquel canto.
(Aquí la voz se quiebra y el espanto
de tanta soledad llena los días).
Hoy hace un año, Junio, que nos viste,
desconocidos, juntos, un instante.
Llévame a ese momento de diamante
que tú en un año has vuelto perla triste.
Álzame hasta la nube que ya existe,
líbrame de las nubes, adelante.
Haz que la nube sea el buen instante
que hoy cumple un año, Junio, que me diste.
Yo pasaré la noche junto al cielo
para escoger la nube, la primera
nube que salga del sueño, del cielo,
del mar, del pensamiento, de la hora,
de la única hora que me espera.
¡Nube de mis palabras, protectora!
Carlos Pellicer