quarta-feira, março 07, 2007

EL MISTERIOSO ENCANTO DE LA TRÁNSITA DE OBREGÓN E HIDALGO

Desde noviembre del año pasado supe de la existencia de la tránsita de Obregón e Hidalgo, gracias a Il più bello uomo, quien se refirió a ella como 'la mujer más bella del mundo' e incluso se aprendió de memoria la esquina donde ésta desempeña su labor.

Dos meses después, otro chilango ilustre*, El Universal, la mencionaría, alegando haberla visto primero.
Indagué si la susodicha correspondía a la clásica mujer culichi**; mi informante respondió que no estaba tan nalgona en realidad. Añadió, en cambio, que poseía un encanto especial.

Un mes después, el Bohemio Impuro aludiría a la misma tránsita, y cómo su hermosura contrastaba con la de sus colegas chilangas, alias las cebollitas ***.

Un día antes, tras comprar una antología donde aparece Il più bello uomo, pasé por dicha esquina, incitada por el morbo. Y sí, noté en ella un encanto especial, una candidez muy propia.

Se lo dije al Bohemio Impuro, quien develó el misterio: Se para como si fuera a orinar, eso nos calienta un chingo.




*Permítaseme el oxímoron.
**Mucha nalga, poca chichi.
*** Porque están para llorar.

4 comentários:

Omar disse...

Un escritor colombiano (de Cali) Armando Romero, llegò a escribir en notas de su viaje a China, que este paìs le recordaba a Mèxico. Ambos impenetrables, que nos daban la ilusiòn de entender algo; pero apenas cedìamos a la tentaciòn (de entender), se nos abrìa el abismo a los pies. Pero habìa la sonrisa de un niño, que nos animaba a reintentar.
Eso me ha pasado leyendo este post. Sin el acicate del niño que sonrìe para seguir, lo cual no es ningùn consuelo.
Un post, mas que nada para mexicanos. Esotèrico, si cabe la palabreja.

elena disse...

Omarzinho:

Este post sería más fácil de comprender con una foto de la personaja (de la cual carezco).

Lo curioso (y pensé que había quedado claro) es que tres chilangos consecutivos cayeron rendidos ante la belleza de la citada tránsita (educadora vial; ignoro cómo se le diga en Venezuela). Y hasta se aprendieron de memoria la esquina donde trabaja.

Las mujeres culichis, Omar, tienen fama de muy bellas, a diferencia de las chilangas.

En una de mis notas(el asterisco 1) digo 'permítaseme el oxímoron' porque los chilangos son considerados canallas.

Incluso hay un dicho que reza: 'Mata un chilango y haz patria'.

El último chilango en cuestión, el Bohemio Impuro, me explicó más detalladamente el asunto de la postura:

Dice que provoca en los hombres que imaginen los fluidos de la dama (orina, lubricante sexual, etc)concentrándose en esa región, fermentándose con el calor de su cuerpo.

Espero estas claves te ayuden a descifrar el 'sentido oculto' del presente post.

La Culichi

Omar disse...

El "sentido oculto" ya està aclarado; pero sigue llegàndome esa impresiòn de literarura de entrecasa que dejè en el comentario previo.
Mèxico, es un caso ùnico dentro del panorama latinoamericano.

elena disse...

En efecto, Omar. A tal grado que Il più bello uomo, al ver el espectáculo del beisbol (el de la tribuna, no el del campo) exclamó asombrado: El Norte es otro país.