quarta-feira, janeiro 03, 2007

POR QUÉ ROSARIO NO PELÓ A MANUEL ACUÑA

Por Edipo.
Vean esta estrofa del 'Nocturno a Rosario':
VII

¡Qué hermoso hubiera sido
vivir bajo aquel techo,
los dos unidos siempre
y amándonos los dos;
tú siempre enamorada,
yo siempre satisfecho,
los dos una sola alma,
los dos un solo pecho,
y en medio de nosotros
mi madre como un Dios!

6 comentários:

Pleia disse...

ja,ja,ja,ja, mmmm.... mamitis?

Oyesss,,, ja,ja,ja, cuand abri el archivo aquel que mandaste, el word, pensé que venía algun cuentito, algo así, un cuentito de inicio de año y que me encuentro???, ja,ja,ja,ja un encuerado bien buenooooo, ja,ja,ja
CHIIIIDO
Besoos

elena disse...

a la fecha nadie ha reclamado por los bichis (desnudos) de año nuevo.


besos

elena

Cyn disse...

jajajjajajjajjaja

¡¡Que mal por mi paisano!!

rouxinol de Bernardim disse...

Extraordinário poema, cheio de vigor a alegria de viver!

Simples, sentido, vibrante!

Valeu a pena vir aqui dar um salto de rouxinol e saborear este pedaço tão poético!!!

elena disse...

cyn: pues yo huyo de los edipos. me libré de uno hace años. figúrate que ya casi tenía los 30 el bato y todavía su mamá le planchaba las camisas.

elena disse...

bernardim: es sólo un fragmento. un buen poema, sin duda, pero resulta criticable el edipismo que en él señalo.

me sedujeron alguna vez con dicho poema.

toscana dice en algún cuento: 'el nocturno a rosario, que ya no conmueve a nadie'... pero a mí sí, alegué. y prometió añadir la salvedad en alguna reedición.

gracias por visitarme...

elena