sábado, novembro 18, 2006

DE ÁLVARO ENRIGUE

(...) el que se enamora pierde porque se tiene que quedar en tierra, peregrino deshabitado de su propia alma.


Álvaro Enrigue, "Salida de la ciudad de los suicidas" en Hipotermia, Narrativas Hispánicas, Editorial Anagrama, Barcelona, 2005, p. 153

2 comentários:

Omar disse...

o sea, como quien dice a mí ya me han dado unas cuantas "zarandeadas" sentimentales. Ya decía yo tanto frío y niebla, caramba!!

elena disse...

así es, omar. naufragamos en nuestra piel, buscando en vano un insomnio de párpados cerrados.

besos

elena