quarta-feira, outubro 11, 2006

CIBERAMIGOS LITERARIOS

Este año ha sido para mí el de los ciberamigos literarios: Eve Gil, Joel Flores, Tryno Maldonado, Javier Munguía: dos sonorenses (Eve y Javier) y dos zacatecanos (Joel y Tryno).
Eve (Sorjuaneve) y yo iniciamos nuestra amistad en noviembre del año pasado. Entré a su blog gracias a que vi su link en el de Tryno (a quien le había escrito, sin obtener respuesta). Seducida por su prosa poderosa, le envié un comentario. Ella respondió en mi blog. En marzo vino a dictar su conferencia "El segundo oficio más antiguo del mundo: la escritura femenina" en LETRAS, y por fin pudimos abrazarnos. Me obsequió su magnífica novela El suplicio de Adán -que le costó la censura en su natal Hermosillo-.
Siempre tendré presente que, de entre todos los obsequios que le llevé, cuando vio las dos estampillas de Sor Juana, exclamó: 'éste es uno de los regalos más hermosos que he recibido...'
La invité a desayunar en La Mariposa Amarilla, sitio macondiano a la orilla del río Culiacán, y pasamos un día maravilloso juntas.
Nos veríamos a fines de julio en la Ciudad de México, en la Gandhi de Quevedo (la vieja), donde intercambiamos presentes, sonrisas...
saliendo de ahí, nos encontramos a José María Torre y me tomé una foto con él. Eve me preguntó, ¿cómo te tomaste la foto con él y no con ella (una de las dos personas que lo acompañaban)? ¿pues quién es? Bárbara Mori. Ni me fijé... A Eve le había pasado algo mejor: se había encontrado hacía tiempo a Johnny Depp en el metro, pero dudaba de que fuera él. Y él, sabiéndose galán, posaba para ella. Luego confirmó, en una revista, que sí era el afamado actor, quien había venido a México para negociar la filmación de una película basada en una novela de Laura Restrepo...
En febrero apareció en el blog de Tryno otro link: el de Joel (Gomi), su mejor amigo, quien publicaba una columna cultural en El Sol de Zacatecas, misma que le fue censurada por afectar intereses de las mafias culturales locales. Al leer el citado blog, supe que su escritora favorita es Amparo Dávila, una de las inteligencias más lúcidas de la narrativa mexicana contemporánea. Le escribí un comentario donde le brindaba mi apoyo; asimismo, le ofrecí enviarle un artículo aparecido en La Jornada sobre la mencionada autora.
Iniciamos nuestra amistad lanzando diatribas contra los ambientes seudointelectuales de nuestras respectivas ciudades, recomendándonos libros, autores... le conté que en marzo habría un Congreso Nacional de Estudiantes de Literatura en Zacatecas, y que participaría en Creación Literaria con "Letanía de la joven suicida". Joel me ofreció su hospitalidad, misma que acepté.
En las mismas fechas en que empecé a comunicarme con Joel, recibí una carta de Tryno (Tryno con Y Griega), a instancias de Eve (quien le externó mi queja sobre su nula respuesta). Tryno se mostró muy amable, así como apenado conmigo, ya que estaba seguro de haberme contestado. Le dije que no había problema y lo invité al susodicho Congreso, a lo cual respondió que lo tienen vetado y por ello prefería abstenerse; no obstante, me invitaba a brindar con Corona, una vez anduviera por aquellas tierras.
Ya en Zacatecas, tras llamarle a Joel y reunirnos en la Facultad de Sicología (donde prestaba su Servicio Social) me instalé en su casa y de inmediato establecimos una gran complicidad. Luego paseamos por el Centro Histórico, tras ir por Sandra (su entonces novia). En la noche nos reunimos con sus amigos en Las Quince Letras, ilustre cantina con un siglo de tradición, donde más tarde se acopló Tryno y platicamos horas enteras sobre libros, viajes, proyectos...Me obsequió su ópera prima, Temas y variaciones, que devoré con singular deleite.
Cuando volvió a disculparse por su carta nunca enviada, le confesé que había pensado que no me contestaba porque le mencioné a López Velarde (a quien ha choteado en su blog) ... irónicamente, me reveló que al parecer el jerezano es ancestro suyo...
nos vimos al día siguiente en la biblioteca Mauricio Magdaleno, donde se esforzaba en terminar de leer Galaor, novela de Hugo Hiriart, quien sería su primer asesor en el Taller de Novela de Oaxaca.
A Javier (Javo) lo conocí mediante otro ciberamigo literario, Josué Barrera (a quien aún no conozco personalmente); a su vez, había dado con el blog de este último mediante un link en el blog
de Lenon. Dejé un comentario en el blog de Josué, expresándole mi intención de participar en la revista La Línea del Cosmonauta (de cuyos 3 números he participado en 2). Josué tiene linkeado a Javier; visité el link de éste y me sorprendió su calidad literaria, así como el enterarme de que él también había acudido al Homenaje a Cortázar en febrero del 2004, en Guadalajara.
Pronto nos hicimos confidentes (hay ocasiones en que chateamos hasta 10 horas). Me remitió por correo su primer libro, Gentario. Hace días nos conocimos personalmente. Vendría para acá antes de irse a Guadalajara (ciudad que a ambos nos encanta).
Los viajes sirven para aliviar el corazón. Con esa filosofía y alentado por mi ejemplo (cítese mi travesía
por la Ciudad de México, Guadalajara y Puerto Vallarta el pasado verano), Javo vino a Culiacán Rosales, y me dediqué a pasearlo y a consentirlo y a invitarlo a comer rico y a que apreciara la belleza de la mujer culichi (mucha nalga, poca chichi) y los atardeceres: lo mejor que tenemos.
Culiacán le fascinó. Promete volver. Ya está invitado de antemano.

(Cómo los quiero a todos: Sorjuaneve, Gomi, Tryno con Y Griega, Javo. Hermosos. Inteligentes. Literatos. Y son mis amigos...)
















8 comentários:

CHANY disse...

yo no soy literaria, pero tomo fotos!! jaja y yo tmb te quiero..snif...

elena disse...

no eres literata, pero te conocí al mismo tiempo que a dos de los citados literatos, cuyas fotos tú tomaste.

yo también te quiero, amiga, Maga de la Luz.

Elena

Silvio Vasconcellos disse...

Foi muito bom te ver contribuindo no Laboratório Literário.

Veja lá no que deu...

Um abraço,

Sílvio

elena disse...

gracias, mi hermosísimo brasileiro...

besos,
elena

Pleia disse...

Al fin podemos leer tus aventuras turísticas =D

Omar disse...

curioso: que este servidor no esté entre tus ciberamigos literarios... pero chévere porque he de ser "inclasificable", seguramente; y como Eduardo Galeano, no me gustan las categorizaciones.

elena disse...

omarzinho: usted no sale porque falta conocernos personalmente.


besos, la culichi.

elena disse...

sólo es una parte, pleia-stella...